Arabia Saudí e Irán dan al traste con las esperanzas de un acuerdo inminente sobre el petróleo

9 minuto leer
0

Arabia Saudí e Irán han hecho que las esperanzas de que los principales productores de petróleo del mundo llegaran a un acuerdo para limitar la producción se desvanezcan de golpe. Las diferencias entre ambos países siguen siendo demasiado grandes para que haya posibilidades de un consenso en la reunión informal que mantendrán mañana los miembros de la OPEP y Rusia en el seno del Foro Internacional de la Energía, que se celebra en Argel (Argelia).

"Se trata de una reunión de consulta.... Vamos a consultar a todos los demás, a escuchar los puntos de vista de todos, de la Secretaría de la OPEP y también de los consumidores", ha apuntado el ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid al-Falih.

Por su parte, el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zanganeh, ha indicado que "no es el momento para tomar decisiones". Y, en referencia a la próxima reunión formal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que se celebrará en Viena el próximo 30 de noviembre, agregó que "trataremos de llegar a un acuerdo para noviembre".

La OPEP y Rusia se reunirán mañana pasado el mediodía en el marco del Foro Internacional de la Energía.

Los precios del petróleo han caído a la mitad desde las referencias de 2014 debido al exceso de oferta, lo que ha provocado que tanto los miembros de la OPEP como Rusia estén buscando un acuerdo para reequilibrar el mercado y que las cotizaciones se eleven, lo que impulsaría los ingresos por exportaciones y ayudaría a los presupuestos nacionales.

La idea que flota en el aire desde comienzos de 2016 entre los productores es llegar a un acuerdo para congelar la producción, aunque los analistas han apuntado que esta medida no conseguiría reducir los barriles no deseados.

Según Reuters, Arabia Saudí habría ofrecido reducir su producción si Irán aceptaba congelar la suya, un cambio en la posición de Riad, que hasta ahora se había negado a discutir recortes en la producción.

El lunes, el ministro de Petróleo de Irán indicó que las expectativas sobre la reunión en Argel debían ser moderadas, y varios delegados de los miembros de la OPEP señalaron que las posiciones de Arabia Saudí e Irán seguían estando muy separados.

Los precios del petróleo caían más de un por ciento el martes.

Tres fuentes de la OPEP aseguraron que  Irán, cuya producción se ha estancado en los 3,6 millones de barriles al día, ha insistido en que tiene derecho a elevar su producción hasta los 4,1-4,2 millones de barriles diarios, mientras que los miembros del Golfo de la OPEP quieren que la extracción de crudo del país se quede por debajo de los 4 millones de barriles.

"No hay que esperar que Irán cambie de repente de idea y se comprometa a la congelación. No creo que lo hagan", indicó un delegado de la OPEP.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, se reúne hoy con su homologo iraní, en un intento de convencer a Teherán de que entre en el juego. Pero Irán quiere que la OPEP le permite llegar a producir el 12,7 por ciento del total del grupo, como ocurría en 2012, antes de que la Unión Europea se sumara a las sanciones internacionales por el programa nuclear del país persa.

Las sanciones acabaron en enero de 2016, y desde entonces Arabia Saudí como otros países del Golfo han aumentado su producción para defender su cuota de mercado frente a otros productores como Estados  Unidos.

Como consecuencia, Irán considera que su participación en la producción conjunta de la OPEP debería ser más alta.

Tanto la economía saudí como la iraní dependen fuertemente del petróleo, pero Irán, al contrario que su competidor, ve como sus ingresos aumentan tras el fin de las sanciones. Por su parte, Riad se enfrenta a su segundo año de déficit presupuestario récord, lo que ha obligado, entre otras medidas, a recortar los sueldos de los empleados públicos.

Al-Falih, sin embargo, indicó que es optimista sobre el mercado petrolero, aunque el equilibrio tardara más de lo esperado. "El mercado está moviéndose en la dirección correcta, más lenta de lo que habíamos esperado hace unos meses, pero los fundamentales se están moviendo en la dirección correcta", señaló.

"La rapidez con la que tenga lugar (el reequilibrio del mercado), depende de un acuerdo de producción. Si hay consenso en los próximos meses, Arabia Saudí formará parte de él", aseguró el ministro de Energía saudí.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Energía 16
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Porsche eléctrico buscará competir con Tesla en 2019

Porsche anunció este año que su coche eléctrico saldrá a la calle y competirá con el coche…