Dinamarca usa energía solar para generar electricidad y calefacción

5 minuto leer
1

La pequeña ciudad de Brønderslev, de 36.000 habitantes, en la provincia de Nordjylland, en el norte del país, vive una experiencia innovadora de generación energética. Desde finales de 2016, las casas en esta localidad han recibido calor proveniente de una central solar de 27.000 metros cuadrados de paneles, el equivalente a tres campos de fútbol. Las calefacciones de alrededor 1.500 hogares ya reciben un suministro de energía limpia. Se trata de una nueva tecnología llamada energía solar concentrada (CSP, por sus siglas en inglés), según reseña el portal web euronews.

Utiliza cristales y espejos al contrario de los paneles fotovoltaicos tradicionales. La central solar de Brønderslev tiene 40 filas de espejos de 125 metros en forma de “U”.  Estos espejos colectan los rayos solares y los reflejan en un tubo receptor de 5 km de largo. Dentro de este tubo, circula un aceite súper caliente (calentado por el sol) a temperaturas que superan a los 300°C.

Así la central genera 16.6 MW para la red de calefacción. Esta es la primera etapa del proyecto. Cuando la construcción de la turbina eléctrica esté lista en la próxima primavera, la central empezará a generar luz eléctrica. Además de la energía solar el sistema también tendrá un aporte importante de una central de biomasa, según anunció la empresa que tiene planeado un incremento de la producción de energía con este fuente.

Alrededor de 15% de toda la electricidad en Dinamarca proviene de residuos biodegradables, de acuerdo con el Ministerio de Energía, junto con lo que se llama cogeneración (centrales de producción combinada de calor y electricidad). Más de 80% de los distritos daneses reciben energía producida a través de esta cogeneración eléctrica. Hay 670 centrales de este tipo en el país.

El sol brilla en Dinamarca un promedio de 1.540 horas al año, eso significa una quinta parte de los 365 días. En cambio, algunas capitales en el sur de Europa pueden variar de 2.700 a 2.900 horas de sol, como el caso de Lisboa, Madrid y Marsella. Pese que el sol es un tanto escaso en el país nórdico de 5.6 millones de habitantes – esta fuente de energía renovable se ha convertido en una alternativa importante para la producción energética, gracias a una ingeniosa combinación de generación eléctrica y de calor para los hogares, todo en una única central.

La primavera en Dinamarca no significa necesariamente días más calurosos, pues las temperaturas aún siguen bajo los 10ºC. El gran desafío para esta región del norte de Europa es conciliar la generación sostenible de energía con la alta demanda de calefacción en las viviendas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Energía 16
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Porsche eléctrico buscará competir con Tesla en 2019

Porsche anunció este año que su coche eléctrico saldrá a la calle y competirá con el coche…