Renovables en EEUU: hacia un futuro más verde | Energía16

Renovables en EEUU: hacia un futuro más verde

Publicado el Sábado, 18 de Febrero de 2017 | Por: Energía 16

Por: Teresa Jiménez

Frente a un promocionado renacimiento del petróleo, impulsado desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, las energías renovables, incluyendo la hidroeléctrica, han estado produciendo electricidad a niveles récord en Estados Unidos desde principios de 2006, según los datos publicados por el Departamento de Energía de EEUU. Y es la hidroeléctrica la que ha ido dando paso poco a poco a esta nuevas energías.

Durante este año, la generación de electricidad por parte de fuentes renovables superó los niveles de años anteriores durante todos los meses, lo que se debe, en parte, a la mayor sequía en años que ha sufrido la Costa Oeste, que redujo la producción de energía hidroeléctrica en favor de otras tecnologías como la eólica, la geotérmica, la biomasa o la solar. El año pasado, las energías renovables representaron más del 10 por ciento de la generación eléctrica del país por primera vez.

Y en el mes de julio, la producción alcanzó los 844,88 billones de BTU (British Termal Unit), según los datos de Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

El aumento de las energías renovables no hidráulicas, especialmente eólica y solar, ha sido responsable de la mayor parte de la nueva capacidad de generación que se ha añadido a la red eléctrica de Estados Unidos. De hecho, según los datos del American Council On Renewable Energy (Acore), desde el año 2008, más de la mitad de la nueva capacidad de generación ha provenido de las energías renovables.

Esta cifra seguirá creciendo, entre otras razones porque, además de haber ratificado los compromisos de la Cumbre de París del año pasado, Estados Unidos, junto a Canadá y México, quiere que el 50 por ciento de la energía de Norteamérica se genere de manera limpia.

Los tres países acordaron un plan de acción con ese objetivo, lo que implica que la inversión en renovables seguirá aumentando. Según los datos de Bloomberg, el sector privado invirtió más de 380.000 millones de dólares en energías renovables desde el 2004. Sólo en el año 2015, la inversión alcanzó los 44.000 millones de dólares.

Y las perspectivas de inversión son optimistas. Estados Unidos ya es, por delante de China, el primer productor de energía eólica del mundo, pero no es el único aspecto en el que adelanta al país asiático en materia de renovables. Según un estudio de E&Y, EEUU es el país más interesante para invertir en renovables, por delante del gigante asiático.

Aunque “China sigue superando a Estados Unidos en términos de nuevas inversiones y despliegue de las energías renovables, su actual desaceleración económica, la escasa participación extranjera y las limitaciones de la red han contribuido a su caída al segundo puesto”, recalcan desde la consultora.

El Plan de Energía Limpia (CEIP, por sus siglas en inglés) lanzado por Barack Obama para limitar las emisiones resultantes de la generación de energía (que pretende que las plantas generadoras de energía recorten un 32 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono para 2030 con respecto a los niveles de 2005) dará principalmente un impulso a las energías limpias. Pero, además de las medidas que se tomen para promover las renovables, la evolución que está teniendo el coste de las distintas tecnologías también tendrá mucho que decir en su evolución.

Según los datos de Lazard, entre 2009 y 2015 el coste de la energía eólica se ha reducido un 61 por ciento; porcentaje que alcanza el 82 por ciento en el caso de la energía solar.

El aumento de la competitividad de las tecnologías hará que su desarrollo mantenga la tendencia creciente, pero también hay un aspecto relacionado con la seguridad nacional. Según destacan desde Acore, “el esfuerzo por aprovechar los recursos nacionales en renovables promueve la independencia energética y la seguridad al reducir nuestra dependencia de los mercados mundiales de recursos fósiles”.

Medioambiente, seguridad y competitividad frente a otras tecnologías serán las claves que marcarán el futuro de las renovables en EEUU.

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *