El tanquero «Grace 1» cambia de nombre y navega nuevamente tras ser dejado en libertad

Adrian Darya 1

El buque petrolero iraní Grace 1, detenido en Gibraltar el mes pasado, está nuevamente en marcha. Esto, después de que un tribunal en el territorio británico ultramarino rechazó una solicitud de Washington para confiscar formalmente el buque por violar las sanciones internacionales. El tanquero, ahora renombrado Adrian Darya 1, fue interceptado por los Royal Marines británicos el 4 de julio.

La detención fue justificada porque supuestamente transportaba una carga de 2,1 millones de barriles de crudo ligero a Siria. De ser cierto, violaría las sanciones de la Unión Europea contra el régimen del presidente Bashar al-Ásad.

Irán ha negado que el barco se dirigiera a Siria.

El lunes por la tarde en el Mediterráneo, el tanquero navegaba lentamente en un curso hacia el este. Así lo reportó MarineTraffic, un sitio que rastrea el tráfico marino de envíos, mediante el monitoreo de las balizas a bordo de los barcos.

Advertencia iraní

Irán advirtió el lunes a Estados Unidos que no intente interceptar el buque petrolero en el mar. Teherán hizo el anuncio poco después de que la nave finalmente zarpara de Gibraltar, tras haber permanecido por más de un mes bajo custodia británica.

Extraoficialmente se supo que el buque, ya rebautizado como Adrian Darya 1, se dirige hacia Grecia.

Estados Unidos hizo un esfuerzo de última hora la semana pasada para evitar que el barco partiera. Para ello, argumentaba que estaba ayudando a la Guardia Revolucionaria de Irán, que Washington considera un grupo terrorista. Pero los jueces en Gibraltar rechazaron la solicitud, ya que el territorio británico no está en la jurisdicción de los Estados Unidos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán advirtió a la armada estadounidense que no intente apoderarse del barco en el Mediterráneo. Teherán dijo a los funcionarios estadounidenses que "no cometan ese error, porque tendría graves consecuencias ", según un portavoz del Ministerio.

Las armadas occidentales rara vez interceptan barcos en aguas internacionales, a menos que sean sospechosos de delitos graves, como el tráfico de esclavos o la piratería. Estados Unidos no ha dicho si tiene la intención de tomar más medidas.

Detenido por presunta violación de sanciones

Un grupo de abordaje de los Royal Marine se apoderó del Grace 1 cuando navegaba en las aguas de Gibraltar, el 4 de julio. Este incidente provocó un enfrentamiento entre Teherán y Londres. El hecho inició una escalada de acciones entre ambos gobiernos que culminó con la captura de un buque tanque de bandera británica, el Stena Impero, en el Golfo Pérsico.

Las autoridades de Gran Bretaña y Gibraltar dijeron que sospechaban que el barco transportaba petróleo a Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Bashar al-Ásad.

No hay garantías de un intercambio de tanqueros

Irán acusó a Gran Bretaña de actuar en nombre de Estados Unidos, que ha tratado de bloquear las exportaciones de petróleo iraní como parte de una política de "máxima presión" contra Teherán.

Dos semanas después de que el Grace 1 fue detenido, Irán tomó represalias incautando un barco con bandera del Reino Unido. Se trata del Stena Impero, que aún se encuentra detenido, según informes procedentes de la ciudad de Bandar Abbas, en el estrecho de Ormuz.

No estaba claro si la liberación del Adrian Darya 1 provocaría que Irán hiciera lo propio con el Stena Impero. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Teherán no había hecho "ningún compromiso" a cambio del Grace 1.

Decisión de la Corte Suprema

El jueves, la Corte Suprema de Gibraltar levantó una orden de detención y concluyó que la promesa de Irán de que la carga no se enviaría a Siria cumplía las condiciones de las sanciones de la Unión Europea.

Sin embargo, un tribunal federal de los EEUU emitió rápidamente una orden de incautación de la embarcación y su carga por violar las sanciones de Washington.

El tribunal en el territorio británico de ultramar dijo el domingo que estaba sujeto a la ley de la UE, no de los Estados Unidos, y ordenó la liberación del barco.

Para más información visite: Energia16

Lea también:

Grace 1 podrá zarpar cuando esté listo, pero se mantiene amenaza de EEUU

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Representantes de la UE proponen imponer impuestos al uso energético

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) protagonizaron este fin de s…