Repsol continúa su apuesta por consolidación del autogas

Repsol Autogas

Repsol apuesta al Autogas como una solución avanzada para la movilidad, el desarrollo sostenible y la tecnología del futuro. Para ello, este combustible se ha convertido en la carta de presentación de la empresa. Se apoya en el hecho de que éste es el carburante alternativo más usado para el vehículo. Su popularidad se debe a que permite un ahorro en carburante de hasta un 40%. También reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera en torno a un 15%.

Los vehículos AutoGas con bifuel, están equipados con dos depósitos, uno para gasolina y otro para AutoGas. De esta manera se duplica la autonomía del vehículo. Su equipamiento y prestaciones son similares a los vehículos que utilizan carburantes tradicionales. Además, el aspecto del coche y su maletero son exactamente iguales que su homólogo a gasolina o diesel.

En España ya existen muchos fabricantes que comercializan vehículos AutoGas. Además, muchos de los vehículos de gasolina se pueden adaptar a AutoGas. La tecnología consiste en añadir a un motor de gasolina un kit. Éste se compone de depósito, líneas de gas, vaporizador e inyectores. No ocupa sitio en el maletero porque su ubicación suele ser el espacio de la rueda de repuesto. De este modo, el vehículo pasa a ser bifuel y funciona indistintamente con AutoGas o con gasolina.

Repsol avanza en el uso de AutoGas

Los científicos e investigadores de Repsol han unido su conocimiento y tecnología con AVL y Delphi, empresas europeas líderes en ingeniería, para desarrollar un vehículo prototipo de AutoGas. Y, por primera vez es posible la inyección directa en fase líquida de un combustible ligero, el GLP.

Esta alternativa energética se presenta con una combustión que no genera partículas, cumple con los límites en emisiones para 2020 y, sobre todo, reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera en torno a un 15% más que los vehículos de gasolina.

Para desarrollar AutoGas Liquid Direct Injection, los científicos e investigadores del Centro de Tecnología Repsol partieron de dos premisas esenciales. Por un lado, GLP tiene la posibilidad de adquirir las mismas propiedades y funciones de la gasolina convencional cuando se encuentra a temperatura ambiente y a una presión 10 veces superior a la atmosférica. Y por otro, su inyección en el depósito del vehículo también es muy similar a la de los combustibles tradicionales.

Una alternativa en crecimiento

El AutoGas es el carburante alternativo más utilizado en el mundo. Un total de 26 millones de vehículos a nivel mundial, 15 millones en Europa y cerca de 70.000 en España.

La DGT clasifica a los vehículos de AutoGas como ECO. Es una mezcla de propano y butano, con idénticas prestaciones que los combustibles tradicionales, pero con muy bajas emisiones y con plena disponibilidad en oferta de vehículos y en red de repostaje.

El Plan VEA (Estrategia de Impulso del vehículo con Energías Alternativas) prevé que se quintuplique en tres años y alcance los 250.000 vehículos en 2020.

Todo un mundo de ventajas

El uso del AutoGas conlleva una amplia gama de beneficios. Especialmente desde el punto de vista ambiental.

Los vehículos AutoGas tienen la etiqueta ECO otorgada por la DGT. Ésta es la referencia para las regulaciones de tráfico en las ciudades que les permite circular sin restricciones.

Su uso reduce las emisiones de NOx en un 70% y hasta en un 90% las de partículas en comparación con los combustibles convencionales.

También contribuye a reducir el efecto invernadero al disminuir las emisiones de CO2. Además, minimiza los niveles de ruido en un 50%.

Sus bajas emisiones le incluyen en los planes públicos de ayudas (Plan Movea) y en bonificaciones municipales de importantes ciudades (IVTM, SER, etc).

AutoGas también es economía

Con AutoGas se puede ahorrar hasta un 40% en gasto de carburante respecto a los combustibles convencionales y el coste del vehículo es similar. Los vehículos AutoGas tienen la misma tecnología, las mismas prestaciones y los mismos tiempos de repostaje. Son vehículos bi-fuel: dos depósitos (gasolina y AutoGas) que se usan indistintamente, sin alterar la conducción.

Su autonomía alcanza unos 1.200 km. A la que ofrece el depósito de gasolina se suma la del depósito AutoGas, de entre 500 y 600 km. Esto hace que los vehículos de AutoGas, además de ser ecológicos y económicos, sean aptos para cualquier necesidad de los conductores (trayectos diarios, de fin de semana y para las vacaciones).

En todo el territorio nacional

Se puede atravesar España de punta a punta únicamente con AutoGas. En el país hay una red de repostado de más de 600 estaciones de servicio. Repsol lidera la comercialización y distribución de AutoGas en el mercado español, con casi 400 puntos de suministro situados en las estaciones de servicio de la Península y Baleares.

La red existente puede atender las necesidades de una flota 5 veces mayor de la que existe hoy. En todas las provincias españolas existe disponibilidad de estaciones de Repsol con AutoGas. La última, en Lodares de Medinaceli (Soria).

En España las matriculaciones de vehículos AutoGas muestran un aumento exponencial (un 600 %). Ello refleja la creciente aceptación de este combustible alternativo. El país va así en línea con otros mercados europeos y se consolida como líder de las energías alternativas.

 

Para más información visite Energia16

Lea también: Puerto de Valencia usa el hidrógeno y reduce huella de carbono

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Repsol suspende canjes con Venezuela y EEUU aplica nuevas sanciones

La petrolera española Repsol suspendió temporalmente sus intercambios de productos refinad…