Autonomía y rapidez en la recarga: El reto de los vehículos eléctricos

Autonomía y rapidez en la recarga

El mercado de vehículos eléctricos (EV) está creciendo a nivel mundial, sin signos aparentes de detenerse. No obstante, aún existen algunos obstáculos por vencer en el camino. Entre ellos, la autonomía y rapidez en la recarga se perfilan entre los más urgentes por resolver.

Un mercado en expansión

En 2018, de acuerdo con cifras de la industria automotriz, uno de cada 12 autos comprados en el Reino Unido fue un EV.

Ese año las ventas en los EEUU aumentaron un 81 por ciento. Mientras, los vehículos eléctricos representaron casi un tercio de todas las ventas de automóviles en Noruega.

Además, las ventas de vehículos eléctricos aumentaron 70 por ciento en toda Europa. Con un mercado en crecimiento, el siguiente paso es tratar de solucionar los obstáculos que aún se pueden presentar a futuro, para obstaculizar el despegue definitivo de esta nueva generación de automóviles.

Brindar una experiencia de conducción similar

Más allá de lo obvio, hay diferencias entre los vehículos eléctricos y los de combustión. Dado que el ser humano es muy apegado a las costumbres, parte del éxito de los EV radica en lograr que el cambio de una tecnología a otra sea lo menos perceptible posible para quien se encuentra detrás del volante.

Por ello, los coches eléctricos en general están diseñados para funcionar como un automóvil tradicional. La idea de los fabricantes es que el cambio de un sistema a otro sea prácticamente imperceptible para el conductor.

Si bien la experiencia de conducción es similar, el alcance y la estación de servicio siguen siendo una gran diferencia.

Autonomía y rapidez de recarga

Lograr rangos de viaje más largos y tiempos de carga más cortos que los vehículos de combustión interna sigue siendo un desafío para los vehículos eléctricos. Para que los autos eléctricos puedan desafiar a aquellos impulsados ​​por combustión, deberán ser capaces de equipararse a los autos carburados en cuanto a autonomía y rapidez de recarga.

La autonomía de un vehículo eléctrico es actualmente su talón de Aquiles.


Se podría decir que el gran inconveniente que está retrasando la gran adopción del coche eléctrico en las calles es la limitada autonomía con la que estos cuentan estos vehículos, en comparación con los coches de combustión.

Por ejemplo, hoy  en día, un coche tradicional puede viajar unos 700 kilómetros con una sola carga de gasolina. La cifra puede aumentar, dependiendo del tamaño del tanque. Mientras, los vehículos eléctricos en promedio no alcanzan los 300 kilómetros.

Esta limitación se debe en gran medida a las baterías. Dependiendo de la capacidad de éstas, el rendimiento del motor y eficiencia, cada coche eléctrico ofrece distintas limitaciones en cuanto a kilómetros máximos de autonomía se refiere.

La autonomía de los vehículos eléctricos mejora poco a poco. Se espera que con el paso de los años dejará de ser un problema.


Dónde recargar

En España hay cerca de 12.000 gasolineras. Mientras que, según Electromaps, nuestro país cuenta solamente con 4.545 puntos de recarga de uso público para vehículos eléctricos. Las cifras no son mucho más alentadoras en otras partes del mundo.

En Estados Unidos, por ejemplo, el número de gasolineras supera las 115.000. Mientras que hay menos de 18.000 estaciones de carga eléctrica en todo el país. La cifra equivale a un 15% del número de gasolineras.

Sin embargo, las compañías energéticas ya han tomado la iniciativa en esta transición hacia una movilidad más sostenible. Para ello, se han lanzando a la implantación de nuevos puntos y trabajando para mejorar aspectos como los sistemas de carga, que permitirán utilizar mayores potencias y por tanto, ahorrar tiempo a los usuarios.

Por ejemplo, Endesa, anunció en noviembre de 2018 un plan para instalar más de 100.000 puntos de recarga públicos y privados en España hasta 2023.

Iberdrola se ha marcado como objetivo instalar 25.000 puntos de recarga en el país hasta 2021 gracias a su plan Smart Mobility.

La primera electrolinera de carga ultrarrápida de España, impulsada por Repsol y el Ente Vasco de la Energía (EVE), está en funcionamiento desde abril de 2019.

Cuánto tiempo toma recargar

Si bien las estaciones de carga son un desafío, es el tiempo necesario para cargar un EV lo que seguirá siendo un problema mucho después de que todos tengan un lugar para cargar.

Muchos vehículos eléctricos pueden cargarse de un enchufe estándar de 110 V. Pero lleva horas lograr esto. La carga lenta es más fácil para las baterías y la infraestructura.

Esto ha llevado a una nueva tecnología en carga rápida. Los fabricantes están trabajando en nuevos diseños de ánodos y cátodos para reducir la degradación de la batería y mejorar el rendimiento en la carga y descarga.

Existen otras tecnologías como la carga inalámbrica que podrían integrarse en la infraestructura. Los carriles de carga podrían instalarse en sistemas de autopistas de largo alcance y alto recorrido. Esto requeriría una gran cantidad de fondos y un mantenimiento inevitable.

Para más información visite Energia16

Lea también:

Filipinas desarrolla su primer proyecto de energía solar flotante 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Las almendras: fuente de energía para nuestro organismo, nuestros coches y nuestras industrias

Las almendras son, por sus propiedades, una de las opciones más recomendadas como parte de…