Con nueva emisión de bonos, Citgo logra respaldo de inversores

Bono Citgo Holdings 2024

Citgo, la filial de PDVSA en Estados Unidos, ha entrado en una nueva etapa de una dilatada disputa por el control de este importante activo del estado venezolano en suelo norteamericano. En este pulso, el bono Citgo Holdings 2024 se ha convertido en una pieza clave.

Llega el bono Citgo Holdings 2024

El pasado miércoles 24 de julio cerró el proceso de aceptación de órdenes del bono Citgo Holdings 2024 con cupón 9,5 por ciento, por 1.370 millones de dólares. La operación ha sido puesta en manos del banco de inversión Jefferies Group.

A diferencia de las últimas emisiones de Citgo y PDVSA con mínimos de compra de 150 y 200.000 dólares, el bono Citgo Holdings 2024 tendrá mínimos de 2 mil dólares. De esta manera, apunta a un mercado más amplio y al ahorrista norteamericano.

Respaldo de los mercados

Según Bloomberg la demanda ya se sitúa cercana los 5.000 millones de dólares. Es decir, casi 5 veces la emisión. Ello supone un espaldarazo para el gobierno de Juan Guaidó. El mercado entiende que Citgo continuará en manos del gobierno de Guaidó y la junta que este designó. Y esta señal de los mercados es clave para sostener la operación.

Se espera que la salida a los mercados sea el próximo 1° de agosto. Los recursos, conjuntamente con unos créditos adicionales, son para pagar en su totalidad el bono Citgo Holdings 2020 (10,75% por 1.800 millones de dólares).

Con el respaldo obtenido a esta emisión de bonos, Citgo logra superar todas las deudas con vencimiento en menos de un año calendario a partir del primero de agosto, extendiéndolas con vencimiento en 2024.

Apoyo a la Junta nombrada por Guaidó

Finalmente, y a pesar del ruido político, los mercados financieros han observado menor riesgo en Guaidó que en Maduro en 2016. Ello se evidencia en el hecho de este bono Citgo Holdings 2024 tiene cupón de 9,25 por ciento.

En cambio, el bono que se recomprará, emitido durante la gestión de Nelson Martínez como presidente de PDVSA (nombrado por Nicolás Maduro), en 2016, tiene un cupón de 10,75 puntos porcentuales. Esta diferencia supone para Citgo un ahorro de 140 millones de dólares en 4 años en intereses. Esto solamente es posible si existe una menor percepción de riesgo.

Para Alejandro Grisanti, directivo de PDVSA designado por Guaidó, este emisión también ha servido determinar la opciones para abordar el tema del bono PDVSA 2020, que tiene como garantía colateral la mitad de Citgo Petroleum. De este bono, en octubre, hay que pagar unos 800 millones de dólares.

En el ojo del huracán

Esta empresa refinadora, además  de constituir el más valioso activo de Venezuela en Estados Unidos, se ha convertido en el centro de la diatriba política de la atribulada nación. En esta lucha se enfrentan el cuestionado presidente Nicolás Maduro y Juan Guaidó, reconocido como mandatario legítimo, por más de 50 gobiernos y varios organismos multilaterales alrededor del mundo.

La crisis política de Venezuela ha colocado a Citgo en el ojo del huracán. El gobierno norteamericano reconoce como legítima a la junta directiva nombrada por Guaidó. Al mismo tiempo, la empresa afronta riesgos de embargos por parte de los principales acreedores del régimen de Nicolás Maduro, que dejó de pagar sus deudas desde el año 2018.

Adicionalmente, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos prohibió las compras petroleras a Pdvsa; así como las ventas a la estatal venezolana de suministros y productos derivados.

Esta combinación limita completamente el marco de operación de Citgo, cuyo principal suministro de petróleo para refinación es el proveniente desde Venezuela.

Larga historia de desencuentros

Citgo es el activo más valioso de Venezuela en el extranjero. También es el único de importancia que controla el líder Juan Guaidó.

La filial petrolera en Estados Unidos tiene una capacidad instalada para procesar 749.000 barriles diarios de crudo y cuenta con tres refinerías en el territorio norteamericano: una en Texas; otra en Louisiana; y en Illinois.

Guaidó nombró una nueva junta directiva este año y la compañía vendió un préstamo en marzo para refinanciar líneas de crédito. El nuevo bono garantizado de USD 1.370 millones y el préstamo a plazo de USD 500 millones refinanciarán un título que vence en febrero.

Citgo ha avanzado en la búsqueda de nuevos proveedores luego de las sanciones de EEUU que prohibieron la importación de crudo venezolano. Eso ha dado a los inversores la confianza de que el desempeño más débil de Citgo en el primer semestre no será un problema serio a largo plazo.

Para más información visite: Energia6

Lea también:

EEUU extendió la licencia que autoriza las operaciones de Citgo

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

PetroChina renuncia al petróleo venezolano por temor a sanciones

El régimen de Nicolás Maduro tiene cada vez menos aliados valiosos. Ahora China, uno de su…