Brasil acelera programa de cambios en las políticas del sector petrolero

Brasil políticas sector petrolero

Brasil está preparando una serie de programas económicos que podrían incluir cambios importantes en las políticas del sector petrolero del país amazónico. Un plan de privatizaciones, así como el posible cese del sistema de producción compartida en nuevos yacimientos formarían parte de esta iniciativas. Las medidas serían implementadas por la administración del presidente Jair Bolsonaro.

Programa de privatizaciones

El gobierno federal de Brasil ha anunciado un plan para acelerar la venta de activos controlados por el estado. También las asociaciones con empresas privadas. La iniciativa forma parte del impulso del presidente Jair Bolsonaro para reducir el sector público y generar inversiones.

Para ello, se planea colocar al banco estatal de desarrollo BNDES a cargo de organizar y pagar los estudios de factibilidad. Estos trámites son obligatorios para las ventas y subastas de activos y son cruciales para su éxito.


BNDES también podrá contratar empresas de consultoría externas basadas en la capacidad técnica y no solo en el precio.

"El banco usará sus propios recursos", dijo Martha Seillier, secretaria especial del Programa de Alianzas de Inversión del gobierno. "Si la subasta tiene éxito, cobrará una tarifa para pagar los servicios".

Brasil espera recaudar 1,3 billones de reales (€ 290 mil millones) en los próximos años a través de subastas de licencias para operar infraestructuras. Estas incluyen aeropuertos, pozos petroleros y puertos, y también a través de la privatización de empresas estatales como el servicio postal y la casa de moneda .

Esas ventas representan una pieza central tanto de la política económica de Bolsonaro como de los esfuerzos para impulsar el sector privado. Los medios locales informaron que está exigiendo resultados más rápidos en esta área.

Petrobras en la mira

En el marco de los anuncios sobre políticas del sector petrolero de Brasil, el Ministro Jefe de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, dijo esta semana que el gobierno realizará estudios para evaluar la privatización de la energética estatal Petrobras. Así lo informó el periódico brasileño O Globo.

Los objetivos son recaudar fondos para el gobierno federal y fomentar un mercado de combustible más competitivo para reducir el precio del combustible.


Sin embargo, el Ministerio de Minas y Energía está en contra de la idea.

Petrobras se someterá a exámenes del Ministerio, la empresa pública federal Bndes y el Programa de Asociaciones de Inversión (Ppi) del organismo de infraestructura pública.

La publicación comercial Valor Economico informó que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tiene la intención de llevar a cabo la privatización para el final de su mandato en 2022.

La noticia impulsó las acciones de la compañía en un 5.5% el miércoles por la tarde, cerrando a $ 13,81 (€ 12,39) por acción

Fin de la producción compartida

Por otro lado, el martes el CEO de Petrobras, Roberto Castello Branco aseguró que Brasil debería poner fin al uso de su régimen de producción compartida para desarrollar reservas de petróleo y gas natural en la frontera del subsal del país. La medida que podría desbloquear un crecimiento adicional para el mayor productor de América Latina, aseguró el alto ejecutivo.

El Polígono Subsal de Brasil es un área en alta mar donde se han registrado los más recientes hallazgos petroleros del mundo. Según los estudios, la zona puede contener suficiente crudo sin descubrir y gas para abastecer las necesidades globales actuales durante más de cinco años.

"El régimen de producción compartida no es eficiente", dijo Castello Branco durante una presentación en un evento organizado por el Instituto Brasileño del Petróleo. 

Brasil implementó el régimen de producción compartida en 2010. Ello, como una forma de mantener un mayor control sobre la región y mantener la mayor parte del efectivo generado por el desarrollo en el país.

La política obligó a Petrobras, dirigida por el estado, a ser el único operador en la región. Creó un polígono offshore del tamaño del estado de Nueva York que requería el uso de contratos de producción compartida en cualquier desarrollo.

Obstáculos en el camino

El régimen de producción compartida, sin embargo, causó retrasos en el desarrollo de las políticas de Brasil en el sector petrolero. Esto, en medio de una participación modesta en la subasta única celebrada en 2013, cuando solo se presentó una oferta para el área de Libra. Además, Brasil no pudo publicar un calendario anual de subastas de producción compartida.

En 2016, Brasil modificó la ley para permitir que las compañías petroleras extranjeras operen campos de subsalto vendidos bajo contratos de producción compartida. Establecieron un calendario de cinco años de subastas de licencias anuales.

"Definitivamente necesitamos terminar con el régimen de producción compartida o, en un movimiento más moderado, terminar con el polígono subsal", dijo Castello Branco.

Brasil celebrará su sexta subasta de producción compartida de subsal el 7 de noviembre.

El país también subastará los derechos para desarrollar entre 5.200 y 15.100 millones de barriles de petróleo recuperable descubiertos por Petrobras en las áreas de transferencia de derechos el 6 de noviembre.

Para más información visite Energia16

Lea también:

El Akademik Lomonosov o «Chernobyl flotante» zarpó hacia el Ártico

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Estados Unidos busca asumir el liderazgo a ambos lados del mercado petrolero

En la última década, Estados Unidos ha duplicado su producción de petróleo para llegar a 1…