Petrochina paraliza su producción de crudo en Venezuela

CNPC PDVSA

China National Petroleum Corp CNPC, uno de los principales socios de Petróleos de Venezuela (PDVSA) paralizó este miércoles actividades locales con el régimen de Nicolás Maduro para no violar las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos. Así lo confirmaron fuentes ligadas a la gigante asiática que opera en el país suramericano a través de su filial Sinovensa y maneja varios proyectos.

"CNPC está enviando hoy una carta a PDVSA cumpliendo con el embargo. Quedan suspendidas todas las actividades de las empresas mixtas entre CNPC y PDVSA”. Esto lo dijo una fuente con conocimiento directo de los hechos, pero pidió el anonimato por no estar autorizada formalmente para declarar. La información fue publicada por el sitio de noticias venezolano El Estímulo.  

Contratista suspende trabajos de ampliación

Según la información publicada en medios locales, el día martes la contratista china HuanQiu Contracting & Engineering Corporation (HQC) dio a conocer su decisión de suspender sus labores en el contrato de ampliación de la producción de la petrolera Sinovensa, empresa mixta sociedad entre Pdvsa (51%) y la estatal china CNPC (49%)

Hace apenas un mes, se anunció en un acto la puesta en marcha de la primera fase del proyecto de expansión de la planta de mezcla de Sinovensa en el Complejo Industrial José Antonio Anzoátegui.

La suspensión se basa en un monto de facturas por cobrar superior a los 51 millones de dólares, que la contratista reclama a la empresa Sinovensa.

"Después de mucho tiempo esperando el pago pendiente, con una gran presión por falta de flujo de caja e intereses de capital, lamentablemente nos vemos obligados a emitir esta notificación para suspender el contrato", señala el comunicado con fecha del 3 de septiembre, firmado por el Gerente del Proyecto, Liang Quiang.

HQC es un empresa filial de CNPC.


Efecto de las sanciones

La noticia se suma a otro golpe que sufrió semanas atrás el gobierno de Maduro. El 17 de agosto, la principal empresa petrolera de China decidió suspender las compras directas de crudo del país caribeño. La decisión fue consecuencia del endurecimiento de las sanciones por parte de Estados Unidos.

Ese día, la compañía de energía más grande de China canceló planes de cargar cerca de 5 millones de barriles de petróleo venezolano en embarcaciones este mes.

Así lo indicó una publicación de la Asamblea Nacional (AN). El documento también afirmó que la medida se debe a las recientes sanciones del Gobierno de EEUU.

Según otras fuentes, algunas compañías pueden continuar suministrando crudo venezolano a refinerías independientes de China.

China se había convertido en el principal destino del crudo venezolano, luego de que EEUU sancionara en enero a Petróleos de Venezuela.

Pérdida de alianza estratégica

Estas informaciones contradicen la propaganda oficial, según la cual los lazos comerciales y de negocios con sus socios chinos son cada vez más sólidos y capaces de desafiar las sanciones internacionales contra el chavismo por sus atentados contra la democracia.

Si se confirma la medida, sería un duro golpe para el régimen de Maduro, ahogado por la hiperinflación y la escasez de productos de primera necesidad.

China, como Rusia, eran hasta ahora los dos grandes aliados del mandatario. Pero sus lazos podrían debilitarse como consecuencia del paquete de sanciones que el gobierno de Donald Trump anunció contra el chavismo para presionarlo a dejar el poder.

Operaciones petroleras

Sinovensa, una sociedad entre PDVSA y CNPC, opera en el campo de Morichal, en el estado Monagas, en la Faja Petrolífera del Orinoco, al sur oriente del país. Allí produce unos 105.000 barriles por día de crudo extra pesado.

Los planes entre Maduro y China eran elevar esa producción al menos hasta 165.000 barriles por día en el mediano plazo.

Pero ese crudo tampoco ha representado dinero en efectivo para PDVSA y Venezuela. Su venta está destinada a pagar una enorme deuda pública de unos 50.000 millones de dólares contraída durante 20 años de gobiernos socialistas, primero de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro.

Caen exportaciones

Las exportaciones petroleras de Venezuela cayeron en agosto a su mínimo en 2019, perjudicadas por la interrupción de las compras de CNPC de China. Así lo mostraron el martes informes internos y datos de Refinitiv Eikon.

Los envíos totales de crudo y productos refinados de PDVSA y sus empresas mixtas disminuyeron el mes pasado a cerca de 770.000 barriles por día, desde 992.565 bpd en julio y 1,13 millones de bpd en junio, según los datos.

La estatal venezolana es responsable de entregar petróleo a empresas chinas para pagar miles de millones de dólares en créditos otorgados a Venezuela.

Desde la suspensión, la petrolera estatal rusa Rosneft ha aumentado su participación en las exportaciones de petróleo venezolano, con China como destino principal. Rosneft tomó 65% de los despachos de Pdvsa en agosto frente a 49% en julio, según informes comerciales internos de la estatal petrolera.

El segundo mayor destino del petróleo venezolano el mes pasado fue Europa. Ello debido principalmente a que la petrolera española Repsol ha continuado intercambiando productos refinados por crudo venezolano.

El tercer receptor fue Cuba, el aliado político más cercano de Maduro. Los envíos a India, anteriormente un mercado preferido para el crudo venezolano, cayeron a un solo cargamento de un millón de barriles, de acuerdo con los datos.

Para más información visite: Energia16

Lea también:

PetroChina renuncia al petróleo venezolano por temor a sanciones

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Administración Trump intenta abrir un refugio de vida silvestre en Alaska a la actividad petrolera

La administración del presidente Donald Trump tomó este jueves uno de los últimos pasos ne…