Desarrollo de energía limpia en Rusia podría desacelerarse por posible norma regulatoria

Energía limpia Rusia

El gobierno de Moscú está considerando prohibir a las compañías extranjeras tomar un papel principal en el diseño y construcción de la infraestructura de energía limpia de Rusia. La información fue dada a conocer por el diario ruso Vedomosti.

Las nuevas propuestas están actualmente en discusión. Su puesta en ejecución bloquearía la adjudicación de contratos para nuevos parques eólicos y solares, junto con otros proyectos de producción de energía renovable, a entidades no rusas.

Los analistas dicen que la aprobación de estas iniciativas conduciría a mayores costos para producir nuevas fuentes de energía limpia en Rusia.

Freno al desarrollo de energía limpia en Rusia

Los analistas del sector han señalado que las compañías rusas no tienen la tecnología o el conocimiento para emprender el desarrollo de energías verdes.

Por lo tanto, consideran que estas propuestas obligarían a agregar en cada proyecto a una empresa rusa en la parte superior de la cadena de suministro. Ello haría que los proyectos de inversión en infraestructura sean aún más caros.

“Conduciría a costos de producción de energía aún más elevados, ya que el hecho de que los extranjeros no puedan hacer la planificación no conduce a una situación en la que las entidades rusas puedan hacerlo. Eso significa que, en efecto, habrá entidades de Rusia que se fundarán con el fin de proporcionar dichos servicios. Pero como no pueden hacerlo solos, subcontratarán y volverán a las mismas entidades extranjeras ", dijo al diario ruso The Moscow Times el Dr. Thomas Heidemann, socio de la firma de abogados CMS, que se enfoca en el sector renovable ruso.

Casi todas las estaciones de energía eólica y solar de Rusia están diseñadas actualmente por compañías extranjeras. Entre otras, están Amur Sirius de China, Enel de Italia, la firma finlandesa Fortum y el gigante de ingeniería alemán Siemens.

Menor innovación tecnológica

La Asociación Rusa de Energía Eólica dijo que el gobierno actualmente está consultando con las empresas sobre las propuestas. Su presidente, Igor Bryzgunov, señaló a The Moscow Times que la posibilidad de que la prohibición de la participación extranjera se convierta en ley es pequeña, ya que sería demasiado perjudicial para un mercado que depende en gran medida de una combinación compleja de empresas e inversores rusos y extranjeros.

Si se aplica, una prohibición limitaría la innovación en el sector de la energía verde y haría casi "imposible" desarrollar infraestructura renovable dependiente de la tecnología, agregó la Asociación para el Desarrollo de Energía Renovable.

Energías limpias afectan a empresas rusas

Esta iniciativa gubernamental podría tener otros efectos a largo plazo en el sector energético y financiero ruso, según algunos analistas.

El banco ruso VTB Capital estima que los inversores extranjeros se alejarán de los gigantes energéticos rusos a medida que las estrategias de inversión ecológica ganen fuerza.

La institución bancaria dijo recientemente que varias compañías generadoras de energía, incluidas las subsidiarias de Gazprom y otras entidades estatales, son "inadecuadas" para algunos fondos europeos "que han adoptado una política de desinversión de carbón".

El alejamiento del carbón se ha convertido en una política general en los Estados Unidos, la Unión Europea y China. En esos países, los gobiernos, las empresas y los inversores están tratando de reducir la proporción de combustibles fósiles en sus mezclas energéticas.

Rusia mantiene uso del carbón

Por el contrario, el Ministerio de Energía de Rusia pronosticó un aumento en el consumo de carbón en los próximos tres años. Rusia es el cuarto mayor usuario de carbón del mundo, detrás de China, India y Estados Unidos.

VTB descubrió que más de un tercio de las ganancias de OGK2, subsidiaria de Gazprom, se obtienen de la generación de energía eléctrica a través del carbón. El gigante InterRao, propiedad de Rosneft y otras entidades estatales, también genera una quinta parte de sus ganancias por medio de las actividades del carbón.

Incluso el segundo mayor productor mundial de energía renovable, Rushydro, está expuesto a campañas de desinversión, dijo VTB.

Gazprom ha intentado deshacerse de sus centrales eléctricas de carbón. Aduce para ello que no son rentables. Sin embargo, el gobierno ruso ha bloqueado las ventas potenciales debido a su importancia estratégica.

A corto plazo, VTB no espera que las campañas de desinversión tengan un impacto significativo en los precios de las acciones de las compañías de energía. No obstante, si las empresas no ceden, un número creciente de fondos de inversión europeos y estadounidenses tendrán que vender sus participaciones. O, cuando menos, no podrán comprar acciones.

Esta situación pone un límite a la demanda internacional. Ello significa que la base de accionistas se volvería menos internacional. En consecuencia, las compañías tendrían dificultades para capitalizar el desempeño futuro.

Para más información visite: Energia16

Lea también:

Rusia acelera el desarrollo del gas natural como combustible para vehículos

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Aviación y transporte marítimo enfrentan el reto de reducir sus emisiones

Según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), la aviación y el transporte marí…