Enagás obtiene un beneficio de 216 millones, en línea con los objetivos

Enagás obtuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio después de impuestos (BDI) de 216 millones de euros. La compañía informó que este resultado cumple con los objetivos previstos para el conjunto del ejercicio.

La contribución de las sociedades participadas al beneficio después de impuestos en el primer semestre fue de 30 por ciento. En el indicador hubo un importante peso de las filiales internacionales.

Enagás prevé cumplir los objetivos previstos en el plan estratégico hasta 2023 gracias a tres factores: el excepcional buen comportamiento de las inversiones internacionales; el esfuerzo en la eficiencia operativa, que posiciona a Enagás como uno de los operados de transmisión y distribución más eficientes de Europa; y su solidez financiera, con un 80% de la deuda a tipo fijo y sin vencimientos significativos hasta 2022.


Crecimiento en inversiones

En los seis primeros meses del año, la compañía ha invertido 645 millones de euros. Esta cifra corresponde principalmente a la adquisición de una participación en la compañía estadounidense Tallgrass Energy.

Además, la compañía ha continuado realizando inversiones en el proyecto Trans Adriatic Pipeline (TAP). Este gasoducto unirá Turquía con Italia a través de Grecia y Albania.

La obra tiene un grado de avance en su construcción del 88,5 por ciento. Enagás participa con un 16 por ciento en esta infraestructura clave para la seguridad de suministro energético de Europa.

El endeudamiento financiero neto consolidado de Enagás se situó al finalizar el semestre en los 4.117 millones de euros, con más del 80 por ciento a tasa fija. La compañía no tiene vencimientos significativos hasta 2022.

Demanda de gas

La demanda total de gas natural en España en el primer semestre de 2019 creció 9,4 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. El incremento se debe fundamentalmente a la mayor demanda para generación de electricidad y al aumento del consumo industrial.

En el caso del sector industrial, la demanda ha crecido 3,8 por ciento hasta alcanzar en este semestre el valor más alto desde que se disponen datos. El requerimiento del sector representa el 56 por ciento de la demanda total de gas natural durante este periodo.


Para generación de electricidad, la demanda de gas se ha incrementado un 65 por ciento con respecto a los seis primeros meses de 2018. El aumento se debe a dos factores: una menor generación hidráulica y una mayor participación del gas natural en el hueco térmico frente al carbón.

La previsión es que la demanda de gas natural en España cierre 2019 con un crecimiento del 11 por ciento con respecto a la registrada en 2018.

Reducción de emisiones de CO2

La sustitución del carbón por gas natural para la generación de electricidad ha permitido reducir en 24 por ciento las emisiones de CO2 en el primer semestre con respecto al mismo periodo del año pasado.

Enagás destacó que ello pone de manifiesto la importancia de la coordinación de los sistemas de electricidad y gas en un contexto de transición energética. La empresa recordó que el gas natural juega un papel fundamental como respaldo de las renovables y como fuente de energía clave para la reducción de emisiones.

Utilización de las infraestructuras

La competitividad actual de los precios del gas y la liquidez del mercado de gas natural están impulsando la utilización de las infraestructuras españolas y poniendo de relieve la flexibilidad del Sistema Gasista, según afirmó Enagás en su informe.

En el primer semestre, con una demanda muy alta en España, el nivel de regasificación en las plantas ha sido 46 por ciento superior a la media de los últimos cinco años y los tanques de GNL se situarán en máximos técnicos durante los meses de agosto y septiembre.

Propuestas de circulares de la CNMC

Con respecto a los borradores de las circulares publicados por la CNMC el pasado 5 de julio, Enagás está preparando alegaciones para que esta regulación sea coherente y permita al sector energético hacer frente a las necesidades de la transición energética y la descarbonización.

El buen funcionamiento del Sistema Gasista español —modelo de garantía de suministro y uno de los más eficientes de Europa— es fundamental para avanzar en el proceso de transición energética de la Unión Europea hacia una economía descarbonizada.

Para más información visite: Energia16

Lea también:

Enagás elevó 1% su beneficio después de impuestos en tercer trimestre de 2018

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Acciona aumenta su beneficio ordinario a 155 millones

Acciona obtuvo un beneficio neto atribuible de 155 millones de euros en el primer semestre…