España cerrará todas sus centrales nucleares antes de 2035

Centrales Nucleares España

España pretende cerrar sus centrales nucleares entre 2025 y 2035. Esta iniciativa forma parte de sus planes para generar toda la electricidad del país a partir de fuentes renovables para 2050.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, dio a conocer la decisión el martes. El anuncio se realizó en la inauguración del 16° Encuentro del Sector Energético, organizado por IESE y Deloitte.

Programa de transición energética

La renovación del sistema energético español, que generó el 40 por ciento de su electricidad (sin incluir las islas) a partir de fuentes renovables en 2018, requerirá una inversión de 235.000 millones de euros entre 2021 y 2030. Así  lo dijo el mes pasado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ribera señaló que el Gobierno presentará al Parlamento el 22 de febrero un borrador del plan para combatir el cambio climático. El documento debía enviarse a la Unión Europea para su aprobación a finales del año pasado.

Según el proyecto de ley preparado en 2018, se busca prohibir las ventas de coches de gasolina, diésel e híbridos a partir de 2040. También pretende alentar la instalación de al menos 3.000 megavatios al año de capacidad renovable, en parques eólicos y plantas solares entre otros.

La eliminación gradual de la energía nuclear, que representa un poco más del 20 por ciento de la electricidad continental en España, era un compromiso de campaña de los socialistas.

Las plantas nucleares españolas, que comenzaron a operar entre 1983 y 1988, son propiedad de Iberdrola, Endesa (controlada por la italiana ENI), Naturgy y la portuguesa EDP.

Las renovables como punta de lanza

La ministra para la Transición Ecológica indicó que las renovables y la eficiencia energética, junto a la electrificación, serán los motores para esa transición hacia 2030. Para ello, se requerirán inversiones de más de 200.000 millones de euros.

De este total, alrededor del 40-45% se focalizarán en renovables. Entre el 30-35% estarán destinados a eficiencia energética. Un 15% estará dedicado a redes. Un 4% estará dirigido a electrificación para usos finales, informó Ribera.

La funcionaria afirmó que este plan contiene "una propuesta de objetivos a 2030". En este sentido, explicó que estos objetivos "deben ser creíbles" en cuanto a la posibilidad de cumplir  las metas de descarbonización de la economía establecidaspara 2050.

Así, subrayó que en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima se establecerá "cuál es la senda que se considera más coste-eficiente para cumplir esos objetivos a 2030".

Por otro lado, advirtió que se deben "mirar con cuidado" las nuevas inversiones en el sector del gas natural. Afirmó que se prevé una estabilización a lo largo de la transición energética en su consumo.

Asimismo, prevé una caída en el uso del petróleo con fines energéticos, a lo largo de la década de 2030. "El objetivo es llegar a un 2050 en el que el conjunto del sistema sea cero emisiones", agregó.

Ribera apuntó que los datos económicos del plan recogen un objetivo de reducción de emisiones de CO2 de un 20% en 2030 con respecto a 1990.

Reconoció que se trata de un reto "ambicioso", ya que implica una reducción del 38% con respecto al nivel actual. "Nos quedaría entre un 70% y un 80% para alcanzar el objetivo a 2050", aseveró.

Cinco centrales nucleares en España

Según cifras del Consejo de Seguridad Nuclear, en España existen cinco centrales nucleares en operación. De ellas, Almaraz y Ascó, tienen dos unidades gemelas. Por ello, el número de reactores es de siete. Adicionalmente, hay una central en condición de cese de explotación, la de Santa María de Garoña.

Esos siete grupos de producción de energía eléctrica son de dos tipos distintos: de agua ligera a presión (PWR) y de agua ligera en ebullición (BWR).

Por orden de antigüedad, dentro del grupo PWR, el listado de centrales es el siguiente: Almaraz, con dos unidades (1980 y 1983); Ascó, también con dos unidades (1982 y 1985); Vandellós II (1987); y Trillo, la última central puesta en marcha en España (1987).

En cuanto al grupo de las centrales de agua en ebullición, (BWR), la más antigua es la de Santa María de Garoña, (1970); seguida de Cofrentes (1984).

 

Para más información visite Energia16

Lea también: Endesa avanza en la transición energética con tres parques eólicos en Teruel

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

La eléctrica brasileña Neoenergia trabaja para relanzar su salida a bolsa

Los accionistas de Neoenergia SA iniciarán próximamente la búsqueda de asesores para relan…