Rusia y Arabia Saudita buscan extender el acuerdo OPEP+

Extensión del acuerdo OPEP+

Rusia acordó con Arabia Saudita defender la extensión de un acuerdo con la alianza conocida como OPEP+, para reducir la producción de petróleo. Así lo dijo el presidente ruso, Vladimir Putin, quien agregó que el período adicional propuesto sería de entre seis y nueve meses.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirá esta semana en Viena con la intención de actuar como administradora de la estabilidad del mercado petrolero.

En la práctica, los ministros de energía de algunas de las naciones productoras de petróleo más poderosas del mundo, buscarán un acuerdo para limitar la cantidad de crudo que fluye hacia el mercado global y evitar un colapso en el precio del mineral.

Putin dijo en una conferencia de prensa que el acuerdo se extendería en su forma actual y con los mismos volúmenes.

Búsqueda de acuerdo

Se espera que este pacto extienda un acuerdo importante entre la OPEP y una alianza de naciones liderada por Rusia, fuera del cartel, a raíz de la caída del precio del petróleo.

La coalición, conocida como OPEP+, acordó recortar 1,2 millones de barriles de petróleo por día para apuntalar los precios. Ahora, con el apoyo de Arabia Saudita, Irak y los Emiratos Árabes Unidos, es probable que el grupo acepte mantener un control firme sobre los suministros de crudo una vez más.

Influencia puesta a prueba

En realidad, cualquier pretensión de que el mercado petrolero se doblegue a la voluntad de la OPEP ya se ha convertido en una esperanza frágil. Ello, en virtud de que la influencia sobre las cotizaciones, una geopolítica que está más allá del control de la organización.

El cartel está dividido por las rivalidades regionales y  bajo la amenaza de la creciente producción de los EEUU, a medida que su resurgimiento de esquisto avanza.

La Agencia Internacional de Energía dice que los esfuerzos de la OPEP para controlar el suministro mundial de petróleo se están viendo socavados por el "implacable" auge del esquisto en Estados Unidos.

Para el próximo año, el mundo demandará solo 29,3 millones de barriles diarios  de crudo de la OPEP, un recorte de 600.000 barriles por día, de la tasa de producción del grupo el mes pasado.

La estrategia de reducir producción, ha tenido un efecto secundario adverso para la OPEP. Su participación de mercado se ha reducido. La decisión de elevar los precios, al disminuir sus niveles de suministro, ha dejado la puerta abierta al esquisto de EEUU. Ahora, algunos miembros de la OPEP y sus aliados se preguntan si es hora de cambiar de rumbo.

Una extensión de nueve meses significaría que el acuerdo se termina en marzo de 2020.

Pacto ha tenido efecto en los precios

Kirill Dmitriev, el director ejecutivo de Russian Direct Investment Fund que ayudó a diseñar el acuerdo OPEP-Rusia, dijo que el pacto vigente desde 2017 ya ha elevado los ingresos del presupuesto ruso en más de 7 billones de rublos (88 mil millones de euros).

"La asociación estratégica dentro de la OPEP + ha llevado a la estabilización de los mercados petroleros y permite reducir y aumentar la producción en función de las condiciones de la demanda del mercado, lo que contribuye a la previsibilidad y al crecimiento de las inversiones en la industria", dijo Dmitriev.

El crudo de referencia Brent ha subido más de un 25 por ciento desde el inicio de 2019. Pero los precios podrían detenerse a medida que la economía mundial se ha desacelerado, lo que reduce la demanda. Además, el crudo estadounidense inunda el mercado.

Una extensión del acuerdo OPEP+ podría debilitar aún más la influencia de la alianza en el mercado global.

Las sanciones en la mira

La reunión de la OPEP en Viena se llevará a cabo pocos días después de una reunión del G20 que podría poner fin a la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Una salida a esta disputa, serviría para levantar un riesgo inminente de recesión en la economía mundial.

Una señal conciliatoria del presidente Donald Trump ejercería una influencia significativa sobre la demanda mundial de petróleo. Y el suministro de petróleo está firmemente en manos del líder estadounidense.

Sus sanciones contra Irán y Venezuela ya han sacado del mercado un número importante de barriles. Incluso más que los recortes supervisados ​​por la OPEP y sus socios en conjunto. Mientras tanto, los productores de esquisto de EEUU están ganando terreno en el mercado, mientras persiste la restricción del cartel y sus aliados.

 

Para más información visite Energia16

Lea también:

Al-Falih: Hay buena disposición de los productores para la extensión del acuerdo OPEP+

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Irán interceptó buque petrolero británico en estrecho de Ormuz

Las tensiones entre Londres y Teherán crecieron esta semana luego de que buques militares …