Gamesa apuesta por conectar zonas aisladas con su nuevo prototipo ‘offgrid’

Gamesa ha inaugurado este martes su nuevo prototipo 'offgrid' que combina por primera vez cuatro tipos de energía (eólica, solar, diésel y batería) y una potencia total instalada de 2 MW. Este sistema, pionero en el mundo por su carácter híbrido y su elevada capacidad, ha requerido una inversión cercana a los 3 millones de euros y está destinado a suministrar energía a zonas remotas sin acceso a electricidad.

En concreto, el prototipo presentado este martes en La Muela (Zaragoza), integra la energía de un aerogenerador G52-850 kW con 816 módulos fotovoltaicos (245 kWp) y tres generadores diésel de 222 kW (666 kW). Se prevé que durante el verano se incorpore una batería con capacidad de almacenaje de 500 kWh / 500 kW, con energía suficiente para abastecer las necesidades de 400 familias.

El prototipo se presenta como una solución 'ad hoc' para que “áreas remotas como islas o desiertos puedan beneficiarse de estas aplicaciones fuera de red y generar energía de manera más barata y limpia”, ha explicado su presidente, Ignacio Martín, en relación a que esta tecnología podría suponer una ahorro del 40-50 por ciento frente a las instalaciones diésel que se utilizan en este tipo de zonas aisladas.

El sistema 'offgrid', que incorpora un software de control propio, podría tener una aplicación práctica en zonas rurales de Asia-Pacífico, así como minas aisladas en Chile. De hecho, “estamos en negociaciones para la instalación de una planta de este tipo en Filipinas, que podría cerrarse a finales de año”, ha adelantado el Presidente de Desarrollo de Negocio de Gamesa, David Mesonero.

La compañía de aerogeneradores vasca continúa así con una de las líneas estratégicas de su Plan 2015-2017, destinada a diversificar su cartera más allá de la eólica y que podría generar hasta 500 millones de euros de negocio. De hecho el objetivo sería que en 2020 estos sistemas 'offgrid' pudiesen generar hasta 2.000 MW de potencia, incluso eliminando el componente diésel del equipo, generando energía cien por cien renovable, gracias al desarrollo de I+D+I.

“La entrada de Gamesa en el sector 'offgrid' supone un nuevo reto tecnológico y un potencial nicho de mercado, ya que las perspectivas de desarrollo de esta tecnología rondan los 1.200 MW en los próximos años. La ventaja de nuestro sistema se basa en su flexibilidad para adaptarse de manera personalizada a las necesidades de los clientes, aumentando, reduciendo o suprimiendo la capacidad de cada una de las tecnologías”, ha explicado David Mesonero.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Marta Jurado
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Las ingenierías al calor de la energía

Las grandes ingenierías y empresas de infraestructuras españolas han hecho de la energía s…