ExxonMobil anuncia ganancias de USD 6.000 millones en su tercer trimestre

Las ganancias de ExxonMobil representaron un avance financiero importante soportado por los precios del petróleo

Las ganancias de ExxonMobil ascendieron a 6.200 millones de dólares al cierre del tercer trimestre, lo que representa una mejora del 57 por ciento con respecto a los resultados obtenidos en el mismo período del año pasado.

Tras nueve meses de actividad, la firma publicó sus balances trimestrales con resultados bastante positivos. El flujo de caja que ha manejado la compañía durante 2018 ya se acerca a los 12.600 millones.

Durante el trimestre, la compañía distribuyó 1.500 millones a los accionistas. Por otra parte, los gastos en capital y exploración ascendieron un 10 por ciento respecto al año previo, al totalizar los 6.600 millones de dólares.

A pesar de las ganancias de ExxonMobil, la producción no obtuvo los mejores resultados con respecto al año pasado.

La extracción de petróleo equivalente fue de 3.800 millones de barriles por día. A pesar de que bajó en este registro un 2 por ciento frente al año pasado, la producción de líquidos creció un 6 por ciento.

Por otra parte, los gases también decrecieron un 4 por ciento, principalmente debido a cambios a corto plazo en el desarrollo no convencional de gas licuado en Estados Unidos.

Balances del tercer trimestre

La empresa dividió los resultados en las grandes áreas de su negocio. No todos los sectores mantuvieron las mismas tendencias durante el año, pero el balance general fue positivo.

En cuanto al negocio Upstream, se vio beneficiado por un aumento de los precios del petróleo y el gas en el tercer cuarto. El crecimiento de la producción de crudo en la cuenca de Permian en Estados Unidos también benefició a la empresa.

El tercer cuarto del año fortaleció la producción, gracias a la estabilidad de los yacimientos y menos mantenimientos programados. Algunas operaciones en Canadá fueron perjudicadas por problemas a la hora de suplir energía a mediados de junio, pero se recuperaron en septiembre y se compensó con un nuevo récord de bombeo en Kearl, con 230.000 barriles diarios.

Por otra parte, en Downstream, se fortaleció la industria de los combustibles durante el tercer trimestre en Norteamérica y Europa. La compañía supo aprovechar el crudo de la región de Permian y Canadá para trasladar a sus refinerías y clientes.

Al igual que con el Upstream, estabilidad en las refinerías y menos mantenimientos programados mantuvieron al mínimo las interrupciones, lo que contribuyó a las fuertes ganancias.

En el aspecto químico, actividades en la planta de Singapur progresan según lo esperado.

ExxonMobil también incorporó nuevas zonas de explotación a su portafolio. Hizo su noveno descubrimiento offshore en Guyana, incrementó su participación en el bloque Tita de Brasil, adquirido con Qatar Petroleum. También concretó una preventa de estaciones de servicio en Alemania. Y finalmente, inició la producción del proyecto Kaombo en Angola.

Ganancias de ExxonMobil gracias a inversiones

ExxonMobil tiene la premisa de pensar a futuro, por eso sostiene una serie de proyectos, para los cuales ha invertido fuertes cantidades de dinero.

Entre sus inversiones estratégicas en estos nueve meses de 2018, destacan:

- Un craqueador catalítico con capacidad para 1,5 millones de toneladas métricas de etano por año, para el complejo de refinación de Texas. Esta máquina proveerá de etileno para alimentar las plantas de plástico de Mont Belvieu y sacar adelante un proyecto de producción de polietileno.

- Firma de un acuerdo para establecer una red de cooperación con la provincia de Guangdong, en China. Mediante este trato, se pretende avanzar en las conversaciones para construir un complejo químico en el parque industrial petroquímico de Huizhou Dayawan.

Este proyecto milmillonario incluiría un craqueador catalítico con capacidad para procesar 1,2 millones de toneladas métricas de etileno por año. Se prevé que inicie sus operaciones en 2023, aunque está sujeto al acuerdo final.

Avances medioambientales

Además de las ganancias de ExxonMobil durante el año, la empresa logró avances importantes en materia medioambiental. A pesar de que ExxonMobil era una de las empresas más renuentes a ejecutar labores de acción climática, 2018 ha sido un año de cambios en este sentido.

La compañía inició una nueva unidad en Beaumont, Texas, que incrementará la producción de unos 45.000 barriles diarios de combustibles ultra-bajos en azufre. El objetivo es reducir su uso para alcanzar las especificaciones de la Agencia de Protección del Medioambiente de Estados Unidos.

Como una muestra de su compromiso en este proceso, la petrolera anunció su integración a la Iniciativa Climática del Petróleo y el Gas (OGCI por sus siglas en inglés), un grupo que reúne a las 13 empresas de hidrocarburos más grandes del mundo con el objetivo de encontrar soluciones para combatir el cambio climático.

Para más información, visite Energía16

Lea también: Estados Unidos rompe récord al producir más de 11 millones de barriles diarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Brian Contreras
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

OPEP podría decidir un nuevo recorte de producción este domingo

Los precios del crudo en caída podrían conducir un nuevo acuerdo de recorte de producción …