España tendrá una red para vigilar el impacto de la contaminación atmosférica

Muchas empresas son las responsables de la contaminación atmosférica

Por Energía16
11/07/2018

La contaminación atmosférica es uno de los problemas que España busca resolver a nivel ambiental. El país europeo, así como muchos otros, se ha propuesto poner limite a las emisiones contaminantes. El Gobierno español acordó en Consejo de Ministros esta semana, un real decreto para lograr una solución a través de nuevos compromisos.

Una de las tareas es crear una red de seguimiento del impacto de la contaminación atmosférica, cuya intensión es monitorear sus efectos negativos en los ecosistemas. Para este gobierno la prioridad, son el dióxido de azufre, y los óxidos de nitrógeno o el amoníaco, por ser de los más contaminantes. El decreto "ha fijado los nuevos techos de emisión que deberán tener esas sustancias en 2020 y en 2030".

Según el Ministerio para la Transición Ecológica el decreto "contribuirá a reforzar la protección de la salud humana y del medio ambiente y a mejorar la calidad del aire". Por su trascendencia, se convirtió  en tema de debate entre los representantes del Consejo, reseñó EFE.

La contaminación atmosférica es una de las más peligrosas y esta presente en casi todo el mundo. Se trata de un tipo de polución que afecta el aire y por ende a la salud. Con el cambio climático y el exceso del sector industrial los niveles de contaminación se han incrementado.

¿De qué va el decreto contra la contaminación atmosférica?

El decreto aprobado por el Ejecutivo establece los nuevos compromisos nacionales de reducción de emisiones. La lanza apunta al dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles no metánicos. Asimismo, deberán incluirse el amoniaco y las partículas finas (partículas en suspensión de menos de 2,5 micras).

Tras lo anunciado por el Ministerio para la Transición Ecológica, este decreto incorpora al ordenamiento jurídico español a la Directiva europea. Se refiere específicamente a la de diciembre de 2016, en la que se establecen los compromisos de reducción de emisiones de los Estados miembros para las emisiones atmosféricas causadas por las actividades humanas.

Sin embargo, el acuerdo va más allá de las palabras. Para lograr reducir las emisiones es necesario que los sectores afectados integren la variable medioambiental en sus actividades. "De manera que la inversión se desplace hacia tecnologías más limpias y eficientes".

El Estado deberá aprobar un Programa Nacional de Control de la Contaminación. La razón de este paso es establecer medidas que sean aplicadas a todos los sectores. Cuando se refiere a lo sectores se habla de varias áreas en general. La parte agrícola, generación de energía y la industrial son las principales. Sin embargo, no deja de ser importante el transporte por carretera, el transporte por vías navegables, la calefacción doméstica y el uso y fabricación de disolventes.

Paso a Paso para evitar la contaminación atmosférica

El acuerdo contra la contaminación atmosférica requiere de un programa para ser ejecutado. Ese programa deberá ser presentado a la Comisión Europea antes de abril de 2019. La idea es que incluya medidas que impulsen un comportamiento "más sostenible" de esos sectores. Al final se busca garantizar el cumplimento de los compromisos nacionales de reducción de emisiones.

Según reseña el Ministerio para la Transición Ecológica ya se está constituyendo la red de supervisión, que cubre tres regiones biogeográficas de la península: la atlántica, la mediterránea y la alpina. De esta manera se espera que el Ministerio fije los puntos que integrarán esa red.

Para más información relacionada enlaza con Energía16

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Narkys Blanco
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Las energías renovables ganan eficiencia económica

En 2016 se anunció con gran esperanza que el consumo mundial de carbón, responsable de cas…