La energía solar de EUA se ha visto afectada por medidas impositivas de Trump

La energía solar es ahora más barata que nunca

La energía solar es ahora más barata que nunca. Sin embargo, las instalaciones solares de EE. UU. cayeron un 15 por ciento en el tercer trimestre. El declive se debió a que los gravámenes de la administración Trump aplicados a los paneles fabricados en el extranjero obligaron a los desarrolladores a postergar grandes proyectos. Así se deprende de un informe elaborado por la firma consultora Wood Mackenzie.

No obstante, la actual debilidad en el mercado a escala de servicios públicos será compensada por volúmenes de proyectos más grandes de lo que se esperaba en los próximos cinco años. La razón es precisamente que la energía solar es ahora más barata que nunca, según el informe.

Las instalaciones trimestrales de energía solar a escala de servicios públicos fueron de 678 megavatios. Ha sido el trimestre más bajo desde 2015 y un descenso de más del 30 por ciento respecto al año anterior. El mercado total, que incluye instalaciones residenciales y comerciales, llegó a 1,7 gigavatios.  Así lo señala el informe de Wood Mackenzie. El documento fue elaborado para la Asociación de Industrias de Energía Solar de los Estados Unidos.

Cambio de tendencia

La desaceleración es algo nuevo para la energía solar. El sector ha experimentado ganancias fuera de control en la última década. A lo largo de los tres primeros trimestres del año, ésta fuente de potencia representó el 30 por ciento de las adiciones de capacidad de generación de electricidad.

El presidente Donald Trump anunció la aplicación de impuestos para todos los paneles solares importados en enero. Esta sería su estrategia en una guerra comercial dirigida a ayudar a los fabricantes estadounidenses a recuperarse de años de declive.

Los grandes proyectos solares para servicios públicos son los más vulnerables a estas tasas impositivas, ya que los paneles pueden representar hasta la mitad de sus costos.

Los instaladores solares se opusieron a la medida porque dependen de paneles importados baratos para competir con los combustibles fósiles.

La mayoría de los paneles instalados en los Estados Unidos están fabricados en Asia por compañías como la china JinkoSolar Holding Co Ltd, Canadian Solar Inc y SunPower Corp., con sede en los Estados Unidos.

Contra los pronósticos

Wood Mackenzie redujo su pronóstico a escala de servicios públicos de 2018 a 6.6 GW de 6.8 GW a medida que más proyectos se empujan hacia 2019.

Sin embargo, la firma elevó sus proyecciones para 2019 hasta 2023 en una combinación de 2.5 GW, ya que las empresas de servicios públicos contratan proyectos que calificarán para un crédito fiscal federal que comenzará a desaparecer en 2020.

Los desarrolladores comenzarán proyectos el próximo año, pero demorarán la compra de módulos hasta 2020 o más tarde porque la tarifa baja un 5 por ciento cada año.

Los precios de los paneles solares deslizantes también están estimulando la demanda de los servicios públicos.

Un movimiento de China a principios de este año para reducir drásticamente los subsidios para las instalaciones solares ha desencadenado una inundación de paneles de bajo costo de fabricación china en el mercado global, lo que ha hecho bajar los precios.

El precio del sistema de energía solar está en mínimos históricos en todos los segmentos del mercado, según el informe. Los precios de los módulos estadounidenses han bajado más de un 15 por ciento en comparación con el año anterior.

Participación voluntaria en el estado de Florida

Pero no todo es decrecimiento. La Comisión de Servicios Públicos de Florida (PSC) anunció esta semana que extenderá el programa de Asociación Solar Voluntaria (VSP) de Florida por un año más.

El programa, ofrece a todos los clientes de la Florida Power & Light (FPL) la oportunidad de participar voluntariamente (por $ 9 al mes) en la construcción y operación de las instalaciones de generación de energía solar, anunció el martes la PSC.

Los clientes pueden inscribirse o cancelar en cualquier momento. El programa les da la oportunidad de expandir el uso de la energía solar en sus comunidades. Esto lo podrán hacer sin tener que pagar los costos relativos a la instalación de sistemas solares residenciales o comerciales.

Al final del verano, más de 36.000 clientes de FPL ya formaban parte del programa. Se espera que ese número se ubique en el orden de los 40.500 este mes.

Clima de optimismo

El presidente del PSC, Art Graham, se mostró optimista sobre el programa. “La energía (renovable) derivada de estos proyectos solares se alimenta de la red para beneficiar a la comunidad“, expresó.

Hasta ahora, FPL cuenta con 84 estructuras solares repartidas en unas 40 ubicaciones. Se trata de 1.400 kilovatios de corriente y capacidad solar (kW).

FPL está construyendo otras 53 estructuras solares en 22 ubicaciones.

La empresa atiende a casi 5 millones de clientes en Florida.

Para más información visite: Energia16

Lea también:

Solarpack anunció futuras inversiones tras su debut en la bolsa

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Ministro de Emiratos: crecen inventarios y la Opep no ha terminado su labor

El ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al-Mazrouei, declaró este sáb…