Tras la COP25 España hace un balance de su cambio hacia las energías renovables

España energías

Ciertamente, el resultado de las negociaciones de la conferencia climática COP25 de las Naciones Unidas dejó algunas dudas para analistas y observadores. Sin embargo, estos días han servido para que España presente un balance de su compromiso con el cambio acelerado hacia las energías renovables.

En una ruta que tiene un largo camino por delante, el Gobierno de España, las empresas locales, las organizaciones ambientales y la sociedad en su conjunto muestran las luces y las sombras del país ibérico en su proceso de transición energética.

Lo que aún falta por hacer

María Prado, activista de transición de energía renovable en Greenpeace España, dijo que el país todavía es "extremadamente dependiente de los combustibles fósiles".

El consumo de energía primaria en España en 2018 procedía mayormente de este tipo de combustibles (petróleo 44,9%; gas natural 21,1% y carbón 8,6%), según cifras de la Asociación de Empresas de Energía Renovable.

Ello coloca al país "20 puntos por encima del promedio en Europa. Aunque estamos en un buen camino para las energías renovables, todavía está muy lejos", destacó Prado.

Este uso de combustibles fósiles obstaculiza el cumplimiento de los compromisos asumidos por España con la Unión Europea de que el consumo final bruto de energía proceda en un 20% de fuentes renovables en 2020 y que el consumo de energía en el transporte sea al menos del 10%.

"Este año tuvimos 10.000 instalaciones [solares] ... pero eso está muy lejos de Alemania, Suecia y Dinamarca", dijo Prado. "Tenemos el privilegio de ser el país con más sol en el Mediterráneo", agregó Prado.

Aprovechar el potencial de España

Mientras tanto, España tiene un objetivo para 2030 para que las renovables sean el 42 por ciento de toda la energía.

SolarPower Europe dice que España instalará más de cuatro gigavatios (GW) de sistemas de energía solar este año. El sector eólico también continúa creciendo rápidamente.

La ratificación de la ley de cambio climático de España probablemente acelerará la transición y creará aún más apetito de los inversores por las energías renovables.

"Debemos hacer esta transición. No hay otra manera", dijo José Domínguez Abascal, secretario de Estado de Energía de España.

Hablando en un evento de la COP25 sobre financiación climática europea para España, Domínguez Abascal dijo que el país se está volviendo "mucho mejor en eficiencia, electrificación del transporte y ... la tecnología para hacer que la electricidad renovable sea muy barata".

"Hoy, producir con sol o viento en España es la mitad del costo que tenemos en el mercado mayorista [de electricidad] en España", dijo el funcionario. "Necesitamos dos cosas: dinero y convencer a las empresas de que el status quo debe modificarse".

"No podemos seguir invirtiendo en las mismas cosas en las que hemos invertido", aseguró el ministro, refiriéndose a las compañías de petróleo y gas que apuestan por proyectos que corren el riesgo de convertirse en activos varados.

En el camino correcto

Las energías renovables suponen el 13,9% del total de fuentes de energía primaria utilizadas en España en 2018, según la Asociación de Empresas de Energía Renovable.

La Unión Europea ha fijado en el 20% el porcentaje de consumo energético que debe proceder de fuentes renovables para el año 2020.

Para su consecución están en marcha tanto el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 como el Plan de Energías Renovables 2011-2020. Si se cumplen, ambos planes deberían reducir la dependencia energética y el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos años.

"España está liderando al país para lograr la neutralidad climática antes de 2050, cumpliendo sus compromisos internacionales en línea con la ciencia y los llamados a una mayor ambición y acción climática robusta hecha por los españoles en las calles", dice un folleto sobre el Acuerdo Verde Europeo publicado por el Ministerio de Transición Ecológica.

Según el ministerio, la principal fuente de energía renovable en España es la eólica. De hecho, ha representado el 77,1% de dicha potencia instalada acumulada a diciembre de 2018. En 2018 se encontraban en funcionamiento 1.368 parques eólicos, con una potencia total cercana a los 23.500 megavatios. Esta cifra supuso la puesta en marcha de unos 400 megavatios nuevos ese año.

Por otro lado, las instalaciones de solar fotovoltaica y solar termoeléctrica reunieron el 15,4% y el 7,5%, respectivamente en el 2018.

 

Para más información ingresa a Energia16

Lee también:

Bruselas da luz verde a “Alianza Europea de la Batería”, pero deja fuera a España

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Naturgy, el compromiso sostenible de un líder en energía limpia

La COP25 exigirá a las empresas un mayor compromiso contra el cambio climático. La apuesta…