Washington solicitó a la OPEP un incremento de la producción

Estados Unidos cree queEstados Unidos cree que la OPEP podría incrementar su bombeo en 1,6 millones de barriles diarios la podría incrementar su bombeo en 1,6 millones de barriles diarios

Los insistentes reclamos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre la baja producción de crudo se trasladaron a una petición formal de la Casa Blanca, dirigida al cártel.

El comunicado de la Casa Blanca detalla que un incremento de la producción podría reducir los impactos de una interrupción inesperada. Incluso se atrevieron a indicar que pueden bombear 1,4 millones de barriles más.

Trump había manifestado el 20 de septiembre, en el marco de la reunión extraordinaria de la OPEP, que el cártel debía elevar la producción para bajar los precios del crudo "de inmediato".

Los precios del crudo han tenido un crecimiento estable a lo largo del último año. La pérdida de peso de Venezuela e Irán como actores influyentes en el mercado petrolero causó un sobrecumplimiento en el recorte acordado en 2016 por la OPEP para estabilizar los precios, fue un factor que ayudó a que el barril se posicionara por encima de los 80 dólares.

Esta situación desató preocupación en Estados Unidos, uno de los países que ha presionado la baja cotización del crudo al elevar su bombeo más del doble en la última década gracias a la práctica del fracking.

Para Trump, esta demanda podría suponer una necesidad política. La presión por hacer que incremente la producción mundial parece guardar relación con una estrategia para reducir los precios de la gasolina en su país, en la víspera de las elecciones del congreso que se celebrarán en noviembre.

Situación Inédita

Un pedido de esta naturaleza por parte de la Casa Blanca es algo inédito. Por otra parte, tampoco ha ocurrido nunca que el cártel acate exigencias de subir la producción. "Ni siquiera durante las peores crisis de las dos décadas pasadas, incluyendo la invasión de Estados Unidos a Irak y la guerra civil de Libia, el cártel nunca ha sido forzado a bombear más", reseña Bloomberg.

El análisis de Bloomberg expande que, aún si la OPEP escucha las demandas de Estados Unidos e incrementa el bombeo, quizás no significaría el final de los precios altos.

A pesar de que Rusia y Arabia Saudita, los dos mayores productores junto a Estados Unidos, elevaron su producción hasta acercarse a sus récords históricos, el mercado respondió con un ascenso de los precios.

Irán es otra pieza clave en el tablero. A partir de noviembre cobrarán efecto las sanciones de Estados Unidos sobre el país asiático.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, decía que esta situación era la causa principal del incremento de precios. Gammel respalda este argumento y opina que el impacto de las sanciones aún no ha influido en su totalidad.

La OPEP no está convencida de elevar la producción

La preocupación sobre los precios del petróleo tras el desplome del 2015 provocó que el cartel se reuniera con sus países aliados que no forman parte de la organización para tomar decisiones que permitieran apalancar el valor del crudo en el mercado mundial.

A pesar de que Estados Unidos hizo oídos sordos, otros grandes productores como Rusia y Arabia Saudita apoyaron la medida de recortar la producción voluntariamente para reducir la oferta a nivel mundial. A partir del 2016, cuando se llegó a este acuerdo, los precios empezaron su ascenso.

Condiciones inesperadas, como la caída productiva de Venezuela, Nigeria y Angola; o las mencionadas sanciones de Estados Unidos a Irán, se aunaron a las cuotas que cada miembro dejó de aportar. Como resultado, se produjo un sobrecumplimiento de este acuerdo por una cantidad importante de crudo.

Este panorama disparó los precios a sus niveles más altos en los últimos cinco años. Por el sobrecumplimiento, el cártel decidió reducir las restricciones productivas. Además, Rusia, que no forma parte de la organización, optó por elevar su bombeo.

Aun así, el sobrecumplimiento se mantiene, mientras que la demanda petrolera sigue en alza. Esto ha provocado que los precios sostengan un ascenso estable, razón por la que la OPEP se reunió en septiembre, con la finalidad de llegar a un acuerdo para determinar una mayor extracción petrolífera. Sin embargo, el cártel y sus aliados no llegaron a ningún acuerdo, y no parece que tengan intenciones de hacerlo en un futuro cercano.

Para más información, visite Energía16

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Brian Contreras
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

OPEP+ logra acuerdo que supera expectativas del mercado

La OPEP alcanzó un acuerdo entre los miembros y sus aliados para recortar la producción de…