Overture: Avión supérsónico de pasajeros que promete cero emisiones de CO2

Overture

Con el sugestivo nombre de Overture, una empresa estadounidense está ofreciendo un avión que unirá dos mundos aparentemente incompatibles. Los vuelos supersónicos y la reducción de las emisiones de CO2 se aprestan a darse un apretón de manos, en una alianza tecnológica sin precedentes.

La oferta es radical. Un viaje de Nueva York a Londres toma 6 horas 40 minutos. Sin embargo, la compañía Boom Technology promete realizar el mismo trayecto en 3 horas con 15 minutos y sin emisiones de CO2.


Un precedente con altibajos

Hasta ahora, sólo ha habido un avión de pasajeros supersónico exitoso. Se trata de la célebre aeronave británica/francesa Concorde.

La nave delta de cuatro motores se presentó en el Salón Aeronáutico de París de 1973. El Concorde transportó pasajeros a través del Atlántico (Nueva York a París o Londres y de regreso) durante décadas, desde 1976 hasta 2003.

En julio de 2000, sin embargo, un Air France Concorde se estrelló durante el despegue en París, matando a las 109 personas a bordo junto con cuatro en el suelo. No mucho después, hubo problemas de viajes aéreos en todo el mundo a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Esos factores, junto con el aumento de los costes de mantenimiento y la caída de las ventas de boletos, llevaron a la suspensión del programa Concorde en octubre de 2003.

Desde entonces, solo los aviones militares han roto la barrera del sonido. Pero todo esto está a punto de cambiar.

El ambiente también pasa factura

Pero los costes y la seguridad no fueron los únicos obstáculos que los vuelos supersónicos de pasajeros debieron enfrentar. El tema ambiental también ha colocado a los viajes de placer en el banquillo.

El sector transporte representa el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España. Y entre las distintas formas de trasladarse, el avión lleva la peor parte.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, el medio que más emisiones de dióxido de carbono provoca es el avión. Suponiendo, por ejemplo, que lleva 88 personas a bordo, resultaría que emite 285 gramos de CO2 por pasajero y kilómetro.

Adicionalmente, los aviones supersónicos, como el Concorde, tienen en contra el hecho de ser también altamente contaminantes en términos de ruido. Y ello es particularmente adverso si se habla de transporte masivo.

Por esto, no es de extrañar que los viajes supersónicos no cuenten con muchos entusiastas entre los defensores del medio ambiente. Al menos, hasta ahora.

Rápido y limpio

La compañía Boom Technology ha creado el avión Overture, una aeronave
supersónica que volará a una velocidad Mach 2.2. Con ello, intenta traer los
vuelos supersónicos de pasajeros de vuelta.

El Overture contará con un ala delta como el Concorde. Tendrá un fuselaje de fibra de carbono y motores turbofan triples.

Pero el Overture ofrece mucho más. Tras una alianza con Prometheus Fuels, Boom Technology asegura que este avión puede volar sin huella de carbono.

La tecnología de Prometheus captura el CO2 del aire y lo transforma en propelente líquido.

"Un vuelo de nuestro avión alimentado por el combustible de aviones de Prometheus tendría una huella de carbono cero, porque todo el dióxido de carbono (CO2) emitido por los motores ha sido originado en la atmósfera", dijo Blake Scholl, fundador y CEO de Boom.


Muchas más ventajas

"Overture inicialmente acomodará 55–75 asientos de asientos de clase ejecutiva, con precios de tarifas de clase ejecutiva", aseguró Scholl.

"Esta configuración inicial debería hacer que los factores de carga de Overture sean atractivos y rentables, especialmente en comparación con Concorde, que a menudo voló casi vacío y, en última instancia, no fue rentable para British Airways y Air France".

Con el pasajero y ambiente como norte

Scholl aseguró que el Overture ha sido inspirado por las necesidades y aspiraciones del pasajero. Gracias a ello, este avión servirá para ayudar a las aerolíneas a obtener una ventaja competitiva.

En resumen, el Overture permitirá a la industria aeronáutica contar con una aeronave capaz de combinar un servicio de calidad, precios competitivos y rentabilidad. Y todo ello de una manera ambientalmente sostenible.

Para más información visite Energia16

Lea también:

El avión eléctrico más grande del mundo efectuó su primer vuelo público de prueba

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Filipinas desarrolla su primer proyecto de energía solar flotante

Ya está en marcha el primer proyecto de energía solar flotante  de Filipinas. El proveedor…