PetroChina renuncia al petróleo venezolano por temor a sanciones

PetroChina petróleo venezolano

El régimen de Nicolás Maduro tiene cada vez menos aliados valiosos. Ahora China, uno de sus principales socios, parece darle la espalda. PetroChina no comprará petróleo venezolano. Al menos por el momento.

Así lo indicó una publicación de la Asamblea Nacional de Venezuela. La comunicación agrega que la medida se debe a las recientes sanciones del Gobierno de EEUU.

Para Maduro, la señal es muy negativa. China fue uno de los principales compradores de petróleo crudo de PDVSA. Ello, incluso después de que se iniciaron las rondas de sanciones.

Pero ahora las cosas están cambiando. El más reciente apretón de tuercas por parte de la administración Trump hace que las compañías petroleras extranjeras limiten cada vez más sus negocios con PDVSA. Las medidas incluyen amenazas de confiscar sus activos en los Estados Unidos, si tienen alguno.

Crecen las sanciones

La semana pasada, Washington impuso una congelación radical en los activos del régimen de Maduro en territorio estadounidense.

El gobierno de EEUU amenazó con sancionar a cualquier empresa que trabaje con la administración del cuestionado presidente venezolano, a quien Donald Trump presiona cada vez más para que abandone el poder.

En enero, Estados Unidos impuso sanciones al negocio global más importante de Venezuela: la producción y venta de petróleo crudo. Este sector representa más del 95 por ciento de los ingresos de exportación del país. Las refinerías estadounidenses habían sido el principal cliente de Venezuela. La producción ha caído en un 40 por ciento desde entonces.

Estados Unidos y muchos gobiernos occidentales han reconocido al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, como el legítimo jefe de Estado del país.

Fuentes de la industria petrolera advirtieron que si Washington sigue adelante con su amenaza de sancionar a compañías no estadounidenses que hacen negocios con la petrolera estatal PDVSA, la producción podría colapsar aún más, aumentando la presión sobre Maduro.

Fidelidad de China a prueba

Rusia y China se han quedado con Venezuela durante su tiempo de necesidad más reciente. Pero la decisión de PetroChina podría significar que una de esas lealtades pronto llegará a su fin.

La agencia Bloomberg informó este viernes que PetroChina canceló los planes de carga de petróleo venezolano en agosto, que habrían ascendido a 5 millones de barriles de petróleo venezolano.


Mientras, Estados Unidos continúa presionando a Venezuela para aflojar el control de Nicolás Maduro sobre el problemático país latinoamericano.

Sin el respaldo y los préstamos de China, Venezuela se queda sin muchas opciones.

China ha sido un firme defensor del gobierno venezolano desde su primer préstamo respaldado por petróleo al fallecido presidente Hugo Chávez.

La nación asiática ha prestado a Venezuela 50 mil millones de dólares en la última década. Ello, a cambio de petróleo que las refinerías chinas procesan como combustible.

Además, China ha importado 339.000 barriles por día de petróleo venezolano este año. La mayoría de los barriles provienen de PetroChina, pero a raíz de las sanciones estadounidenses, Rosneft Oil Co PJSC de Rusia ha dado un paso al frente para suministrar petróleo venezolano a las refinerías independientes del país.

China, junto con Rusia, es una de las 14 naciones que apoyan a Maduro.

Posible impacto

De acuerdo a analistas del sector, no está muy claro cuán perjudicial será esta decisión para Venezuela. En este sentido, es importante recordar que la producción de petróleo del país caribeño ya está cayendo. De hecho, según el Informe mensual del mercado petrolero de la OPEP, la extracción de crudo retrocedió 32.000 barriles por día en julio, alcanzando 742.000 bpd.


Las cancelaciones de PetroChina son las primeras de su tipo en más de una década. Sin embargo, siguen a otra acción similar en enero de este año cuando la empresa anunció que dejaría a PDVSA como socio en un proyecto de refinería de petróleo de 10 mil millones en el sur de China. En ese momento se pensó que la decisión se debía más a la falta de atractivo financiero de la estatal petrolera venezolana que a las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Lo cierto es que la decisión de PetroChina de no comprar petróleo venezolano podría representar un revés para Nicolás Maduro, quien ha contado con China y Rusia para mantener al país en marcha en medio de una crisis humanitaria, escasez de alimentos e hiperinflación.

Hasta ahora PetroChina no ha hecho comentarios sobre estas especulaciones del mercado.

La decisión de PetroChina de no comprar petróleo venezolano no significa que China se apartará por completo del crudo del país latinoamericano. De acuerdo a analistas del sector, otras compañías pueden continuar suministrando el producto a las refinerías independientes de China. 

Para más información visite: Energia16

Lea también:

Empresa india Reliance suspende entrega de diluyentes a la venezolana PDVSA

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Luis Pacheco: “Algo más que energía”

Por Luis Pacheco / lagranaldea.com Presidente de la junta administradora ad hoc de PDVSA E…