Producción de crudo de Estados Unidos cae en febrero por segundo mes consecutivo

Producción petróleo Estados Unidos febrero

La producción de petróleo de Estados Unidos cayó en 187.000 barriles por día en febrero a 11,68 millones de bpd. Esta baja se produce ante un descenso del bombeo en el Golfo de México y en yacimientos clave en estados como Oklahoma y Dakota del Norte. Así lo informó el martes la Administración de Información de Energía (EIA).

Es el segundo declive consecutivo en la producción mensual, tras una caída en enero, según datos de dicha oficina gubernamental.

EEUU viene de apuntalar su producción

El bombeo en niveles récord por la mayor producción en formaciones de esquisto y un aumento en el Golfo de México llevó a Estados Unidos a ser el mayor productor mundial y produjo un cambio en los flujos de comercio de crudo. Como resultado, los datos mensuales son muy seguidos por el mercado.

La extracción de crudo en el Golfo de México bajó un 9,8 por ciento frente al mes previo a 1,7 millones de barriles por día (bpd). Así lo aseguró la EIA en su reporte mensual. La producción cayó un 4,6 por ciento a 1,3 millones de bpd en Dakota del Norte y un 1,1 por ciento a 573.000 bpd en Oklahoma.

Las pérdidas no fueron compensadas por leves aumentos de producción en Texas y Nuevo México, donde se encuentra la Cuenca Pérmica, el mayor campo petrolero de EEUU. La producción en Texas, el estado con mayor producción, aumentó 1.3 por ciento a 4.8 millones de bpd. Mientras, en Nuevo México aumentó 3,2 por ciento a 843.000 bpd.

La EIA también revisó a la baja su estimación para la producción de crudo en enero en 1.000 bpd, a 11,87 millones de bpd.

Aumento en la demanda

Según los datos de la EIA, la demanda total de petróleo en Estados Unidos en febrero aumentó un 2,9 por ciento, o 575.000 bpd, año con año, a 20.2 millones de bpd. Se vio impulsada por un fuerte consumo de gasolina y destilados. La demanda en enero se mantuvo relativamente sin cambios respecto al año anterior.

La demanda de gasolina en febrero aumentó 1.7 por ciento, o 146.000 bpd, año tras año, a casi 9 millones de bpd.

Mientras, el consumo de destilados, se disparó a 4.331 millones de bpd. Esto representa un crecimiento de 9,3 por ciento (369.000 bpd) con respecto al año anterior. Esta cifra incluye combustible para calefacción y diésel. La disminución en enero de 2019 fue la primera baja mensual desde enero de 2018.

La producción de gas natural en Estados Unidos en febrero fue de 108.569 millones de pies cúbicos por día. Ello marcó un aumento mensual del 0,5 por ciento y un aumento del 11,6 por ciento en comparación con el mismo mes de 2018.

Las principales áreas productoras de gas natural en febrero fueron Texas, con 26.500 millones de pies cúbicos por día, Pennsylvania (18.608 millones) y Alaska (9.554 millones).

Los pronósticos de la EIA apuntan a que la producción de crudo de EEUU promediará 12,4 millones de barriles por día este año y 13,1 millones en 2020. Así se desprende del último análisis de perspectivas de energía a corto plazo de la organización. El documento se publicó a principios de este mes.

Esta dependencia federal proyecta que la producción de gas natural no asociado promediará 91 mil millones de pies cúbicos por día en 2019. Ello supone un aumento de 7,6 millardos con respecto del año pasado.

Bajan importaciones de crudo OPEP

Los datos mensuales también mostraron que las importaciones de petróleo crudo de EEUU provenientes de países de la OPEP promediaron apenas 1,6 millones de barriles diario en febrero. Se trata de una baja significativa, frente a los 2,27 millones en enero. Además, constituye el menor volumen mensual de importaciones desde los países de la organización desde febrero de 1986.

Esta disminución en los flujos de importaciones reflejan el impacto de las sanciones de Estados Unidos sobre las importaciones de petróleo de Venezuela, junto con los recortes de producción de la OPEP, y en particular, los saudíes que reducen los volúmenes de exportación a los Estados Unidos.

Este 29 de abril entraron en efecto las sanciones que impuso Estados Unidos al gobierno en disputa de Nicolás Maduro. Estas medidas prohíben la importación de petróleo venezolano por parte de entidades del país norteamericano.

A partir de esta fecha, se sancionará a los individuos en EEUU que compren petróleo o —productos derivados— a la estatal Petróleos de Venezuela.

 

Para más información visite Energia16

Lea también:

Sanciones de EEUU desestabilizarán el mercado, afirman autoridades iraniés

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Transición energética en unos países puede poner en riesgo la biodiversidad en otros

El cambio hacia la energía renovable necesaria para combatir el cambio climático probablem…