Repsol hará un ajuste contable de 4.800 millones para lograr cero emisiones netas de CO2

Repsol cero emisiones netas

Repsol anunció que orientará su estrategia para ser una compañía con cero emisiones netas en el año 2050. De esta manera, la empresa española se convierte en la primera de su sector en fijar esta ambiciosa meta.

En un comunicado de prensa, la petrolera afirmó que este esfuerzo se inscribe en su compromiso de liderar la transición energética. Estas iniciativas están alineadas con los objetivos de la Cumbre de París y los de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que pretenden limitar el calentamiento del planeta por debajo de los 2°C, respecto a los niveles preindustriales.

Reducción en intensidad de carbono

Para alcanzar este objetivo, Repsol plantea nuevas metas de reducción de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016. Los recortes serán de 10% en 2025, de 20% en 2030 y del 40% en 2040.

De esta manera, Repsol aspira a avanzar hacia las cero emisiones netas de CO2 en el año 2050. Con los avances tecnológicos hoy previsibles, Repsol anticipa que se pueda alcanzar al menos 70% de reducción de emisiones netas para ese año, y la compañía se compromete a aplicar las mejores tecnologías para elevar esta cifra, incluyendo la captura, utilización y almacenamiento de CO2.

Adicionalmente, la empresa compensará emisiones mediante reforestación y otras soluciones climáticas naturales para alcanzar cero emisiones netas en 2050.

Estos objetivos servirán de base para el Plan Estratégico 2021-2025, que se presentará al mercado y a los inversores en la primera mitad de 2020 .

En línea con esta nueva orientación estratégica, Repsol revisó las principales hipótesis para la evaluación de sus inversiones, asumiendo un escenario compatible con los objetivos climáticos del Acuerdo de París y de Naciones Unidas.


Ajuste del valor contable

Como consecuencia de la aplicación de este nuevo escenario, Repsol prevé ajustar, en los estados financieros de 2019, el valor contable de algunos activos. La medida tendrá un impacto estimado de unos 4.800 millones de euros, después de impuestos. Este ajuste contable no tendrá efecto en la generación de caja ni afectará a la anunciada propuesta de aumento de retribución a los accionistas, afirmó la empresa.

“Estamos convencidos de que debemos fijarnos objetivos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático. Creemos que el momento para Repsol es ahora. Lo hacemos con la plena confianza de estar apostando por el futuro”, dijo el Consejero Delegado de la empresa, Josu Jon Imaz.

Estrategia en los negocios

Para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas, Repsol dará especial impulso de los proyectos asociados a la transición energética. El Consejo de Administración aprobó nuevas inversiones para incorporar y construir dos proyectos fotovoltaicos y uno eólico, por un total de 1.600 MW adicionales. Con estos desarrollos, la cartera de generación baja en carbono alcanza los 5.600 MW.

En el área de Aguas Arriba, Repsol orientará su cartera de activos al cumplimiento del Acuerdo de París. Ello implica priorizar la generación de valor sobre el crecimiento de la producción.

Esta perspectiva se traduce en una estrategia de equilibrio de las reservas de gas y petróleo, con una visión del gas como energía para la transición energética, También tiene en cuenta el papel activo que el petróleo debe jugar en un mundo más descarbonizado.


Descarbonización en negocios industriales

En los negocios industriales, Repsol aumenta su objetivo de cero emisiones netas con especial foco en refino, con una reducción adicional de emisiones directas de 25% para 2025. Este recorte se suma al descenso de 23% de las emisiones de CO2, entre 2010 y 2017.

Por otro lado, Repsol integrará energías renovables en las operaciones de refino mediante la producción de hidrógeno verde y el uso de electricidad de origen renovable para sus procesos industriales.

En el negocio químico, Repsol apuesta por una química eficiente en su proceso industrial y orientada a la economía circular. Su objetivo es alcanzar 20% de contenido reciclado en el total de sus poliolefinas para el año 2030.

La compañía avanzará en el despliegue de puntos de recarga eléctrica, autogas, gas natural comprimido y gas natural licuado en las estaciones de servicio. Además, seguirá complementando su oferta eléctrica con servicios de alto valor alineados con la senda de descarbonización, como la autogeneración renovable.

Repsol analizará en cada una de sus inversiones su alineamiento con el Acuerdo de París, por lo que cada inversión significativa se acompañará de un informe elaborado por el área de Sostenibilidad, que garantice dicho cumplimiento.

Para más información visite Energia16

Lea también:

Repsol alcanza un beneficio neto de 1.466 millones entre enero y septiembre de 2019

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Juan Luis Cebrián: «No se puede confundir el cambio climático con el calentamiento global»

Para Juan Luis Cebrián, periodista, escritor, fundador y presidente de honor del diario El…