Repsol alcanza un beneficio neto de 608 millones de euros en el primer trimestre

Repsol resultados primer trimestre

La petrolera española Repsol informó que en el primer trimestre de 2019 alcanzó un beneficio neto de 608 millones de euros. Esta cifra se mantiene en línea con los 610 millones que la compañía obtuvo entre enero y marzo del año anterior.

El beneficio neto ajustado, por su parte, se situó en 618 millones de euros. Ello representa un incremento del 6%, con comparación con los 583 millones alcanzados en el mismo período del año pasado.

Repsol frente a un primer trimestre de retos

Estos resultados, similares a los obtenidos en el primer trimestre de 2018, fueron alcanzados por Repsol, a pesar de que los tres meses iniciales de 2019 estuvieron marcados por unos precios del crudo inferiores a los registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. El Brent se ha cotizado a una media de 63,1 dólares por barril. Esta cifra está un 6% menos por debajo de los 66,8 dólares mostrados entre enero y marzo de 2018.

Buenos resultados aguas arriba

En los negocios aguas arriba, Repsol incrementó su resultado de este primer trimestre un 12,5%. Alcanzó los 323 millones de euros, frente a los 287 millones registrados en los primeros tres meses de 2018.

La firma atribuye este desempeño a la aplicación de programas de eficiencia y digitalización y al éxito exploratorio del periodo, especialmente en Indonesia. También se vio impulsada por la reducción de los costes exploratorios y el efecto positivo del tipo de cambio.

Repsol produjo en el este primer trimestre una media de 700.000 barriles equivalentes de petróleo diarios. Esta cifra está por debajo de los 727.000 bep/d registrados entre enero y marzo del año anterior. La empresa atribuye este descenso, principalmente, al cese de la actividad en Libia. Estas operaciones no fueron reanudadas sino hasta el pasado 4 de marzo.

Durante los tres primeros meses de 2019 la compañía obtuvo volúmenes adicionales de producción. Ello, gracias a la conexión de nuevos pozos en Marcellus (Estados Unidos), Duvernay (Canadá) y Akacias (Colombia). A esto se sumó la adquisición de Mikel y Visund, ambos en Noruega. También la instalación, a finales de febrero, de la plataforma Angelin, en Trinidad y Tobago.

En lo que se refiere a la actividad exploratoria, Repsol llevó a cabo siete pozos durante el primer trimestre, de los cuales cuatro tuvieron un resultado positivo. El más destacado se completó en el bloque Sakakemang, en Indonesia. Allí, la compañía realizó el mayor descubrimiento en tierra del mundo de los primeros tres meses del año. Éste, además, es considerado como uno de los mayores registrados en los últimos doce meses.

Las inversiones en el sector de aguas arriba, entre enero y marzo de 2019, ascendieron a 399 millones de euros, de los que un 85% correspondieron al desarrollo de proyectos y un 13%, a actividades de exploración.

Desafíos aguas abajo

Por su parte, el resultado neto ajustado del negocio de aguas abajo alcanzó los 404 millones de euros, frente a los 425 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.


El área de refinación, la compañía llevó a cabo una parada programada de su refinería de Bilbao, en la que realizó una inversión de 52 millones de euros para incorporar mejoras tecnológicas, de eficiencia y de seguridad.

Repsol llevará a cabo durante 2019 un extenso programa de mantenimiento en sus refinerías españolas, de cara a la entrada en vigor de la nueva normativa internacional de combustibles marítimos.

Por su parte, los negocios de Gas y GLP vieron su resultado afectado por un descenso en la demanda derivado de un invierno más suave en América del Norte y la Península Ibérica.

Química incrementó sus ventas y continuó con su estrategia de diferenciación, con nuevos productos de valor añadido. Además, a finales de marzo adquirió un 17% de la compañía española Recreus, uno de los fabricantes más relevantes de ese mercado.

En lo que se refiere al negocio de electricidad y gas, Repsol continuó incorporando clientes a su cartera.

La compañía siguió reforzando su posición en el sector de movilidad en España. Repsol cuenta con 31 puntos de recarga rápida en sus estaciones de servicio. También participa en una red con más de 1.700 puntos, de los que 200 son de acceso público.

Las inversiones del negocio de aguas abajo, durante los primeros tres meses del ejercicio, sumaron 189 millones de euros.

Incremento en los beneficios

Repsol aumentó su EBITDA este primer trimestre hasta los 1.810 millones de euros. Ello representa un ligero incremento respecto a los 1.804 millones de los tres primeros meses del ejercicio anterior.

 

Para más información visite Energia16

Lea también:

Repsol alcanza en 2018 un beneficio neto de 2.341 millones de euros

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Enagás obtiene un beneficio de 216 millones, en línea con los objetivos

Enagás obtuvo en el primer semestre de 2019 un beneficio después de impuestos (BDI) de 216…