El tanquero Stena Impero es finalmente puesto en libertad y abandona puerto iraní

Stena Impero liberado

El buque cisterna Stena Impero, de bandera británica, fue finalmente liberado por Irán. El tanquero ha abandonado el puerto de Bandar Abbas, dos meses después de haber sido capturado. Así lo informaron, por separado, una organización naviera iraní y la empresa sueca propietaria de la embarcación.

"El Stena Impero comenzó a navegar desde el amarre hacia las aguas internacionales del Golfo Pérsico a partir de las 9:00 am (05:30 GMT) de hoy", dijo la organización marítima de la provincia de Hormozgan en su sitio web.

"Stena Bulk y Northern Marine Management confirman que el Stena Impero ha sido liberado, al igual que su tripulación", indicó Erik Hanell, presidente y director ejecutivo de Stena Bulk, propietaria de la embarcación, a través de una declaración el viernes.

Los 16 tripulantes retenidos en el buque desde el 19 de julio desembarcarán en Dubai. "El buque ha salido del puerto de Bandar Abbas y está en tránsito hacia Dubai para que la tripulación desembarque y reciba controles médicos y resúmenes informativos", agregó Hanell.

Una liberación confusa

MarineTraffic.com, citando datos de satélite, mostró el Stena Impero a las afueras del puerto iraní de Bandar Abbas el viernes por la mañana. Allí estaba retenido desde el 19 de julio, fecha de su incautación. No hubo comentarios inmediatos de las autoridades iraníes.

Hubo una confusión significativa sobre cuándo el Stena Impero sería efectivamente liberado y podría abandonar el puerto. Ello, después de que las autoridades iraníes dijeron el lunes que habían cerrado los procedimientos legales. Permaneció anclado en el puerto durante dos días sin explicación.

Erik Hanell, presidente y director ejecutivo de Stena Bulk, dijo el miércoles que la compañía no estaba al tanto de las razones detrás del retraso de la partida del barco. Agregó que había estado fuera de contacto con el capitán durante más de una semana.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán había dicho el mismo día que se había finalizado el levantamiento de la orden de detención. Pero agregó que se estaba llevando a cabo una investigación sobre el buque.

Hanell dijo posteriormente que no estaba en negociaciones con Irán y que no tenía conocimiento de ningún cargo formal contra la tripulación o la compañía.

Irán había liberado anteriormente a siete de los 23 miembros de la tripulación del barco.

Una larga travesía

La Guardia Revolucionaria de Irán había capturado al Stena Impero en el canal del Estrecho de Ormuz, por presuntas violaciones marinas. Este hecho ocurrió el 19 de julio, dos semanas después de que Gran Bretaña incautara un buque tanque iraní en el territorio de Gibraltar.

En la redada, los miembros del grupo comando descendieron a la nave en helicóptero con rifles de asalto. La televisión iraní reprodujo posteriormente imágenes dramáticas de la captura.

Teherán dijo que se apoderó del petrolero en el Estrecho de Ormuz, a través del cual pasa el 20 por ciento del petróleo del mundo, por presuntas violaciones que incluyen apagar sus dispositivos de rastreo para evitar las fuerzas iraníes y colisionar con un barco de pesca.

Presunta represalia

Sin embargo, autoridades del Reino Unido y de EEUU vieron la captura como una represalia por la detención de un buque cisterna iraní frente a la costa de Gibraltar por parte de la marina real británica que había tenido lugar dos semanas antes en julio", informó la agencia Al Jazeera desde Teherán.

El petrolero iraní, entonces llamado Grace 1, transportaba 130 millones de dólares en petróleo crudo, lo que llevó a las autoridades de Gibraltar a acusar a Teherán "de violar las sanciones de la Unión Europea y decir que ese petrolero estaba en camino de entregar petróleo al régimen sirio".

Ya liberado el Stena Impero, Irán buscará cerrar un capítulo en la escalada de tensiones en la región, que se había incrementado con la captura de la embarcación, el 19 de julio.

Previamente, había ocurrido una serie de ataques contra otros buques mercantes en aguas del Golfo, por los cuales Washington culpó a Teherán. Irán ha negado la responsabilidad.

Estados Unidos improvisó una coalición marítima a raíz de esos ataques contra barcos que pasaban por las aguas del Golfo.

Las relaciones entre Estados Unidos e Irán se han vuelto más tensas desde que Washington se retiró el año pasado de un pacto global para frenar el programa nuclear de Teherán e impuso sanciones al país destinadas a cerrar las exportaciones de petróleo iraní.

Para más información visite Energia16

Lea también:

Irán libera al Stena Impero para finalizar enfrentamiento con Reino Unido antes de la Cumbre ONU

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Dimas Ibarra
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

España y Alemania encabezan transición del carbón al gas para la generación eléctrica en Europa

El mercado eléctrico de la Unión Europea se ha alejado significativamente de la generación…