TransCanada solicita a EEUU anular su solicitud de permiso para el Keystone XL

4 minuto leer

TransCanada, la empresa responsable del proyecto que prevé la construcción del oleoducto Keystone XL entre Estados Unidos y Canadá, ha solicitado al Gobierno de Barack Obama que suspenda la solicitud de permiso para la instalación de la polémica entre Canadá y el Golfo de México.

En un comunicado, el consejero delegado de la compañía, Russ Girling, ha informado de que la empresa ha enviado una carta al Departamento de Estado estadounidense para que suspenda esa solicitud de permiso mientras revisan una parte específica del proyecto en Nebraska, en el centro de Estados Unidos. "Pedimos al Departamento de Estado que suspenda su revisión de Keystone XL porque hemos solicitado a la Comisión del Servicio Público de Nebraska que apruebe su ruta prioritaria en el estado", ha asegurado Girling.

Esta solicitud de suspensión llega cuando el Departamento de Estado estaba a punto de concluir un estudio sobre el impacto medioambiental del proyecto y, según el "Wall Street Journal" iba a tomar una decisión final sobre si otorgar o no el permiso esta misma semana.

TransCanada, con el apoyo del Gobierno del primer ministro en funciones de Canadá Stephen Harper, quiere construir el Keystone XL para conectar los yacimientos canadienses con las refinerías estadounidenses situadas en el Golfo de México.

En EEUU, el proyecto tiene tantos defensores como detractores. Así, mientras los legisladores republicanos defienden el proyecto al considerar que crearía miles de puestos de trabajo, los ecologistas lo critican por sus potenciales efectos dañinos sobre el medioambiente, y en esta línea, el presidente Barack Obama se ha negado, por el momento, a autorizar su construcción. Una postura, la del Partido Demócrata, que también defiende la candidata Hillary Clinton, que hace unas semanas mostraba abiertamente su rechazo al proyecto.

El oleoducto transportaría unos 830.000 barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido desde la provincia canadiense de Alberta –una de las principales regiones productoras del país- a diferentes lugares de Estados Unidos, incluidas refinerías de Texas en el Golfo de México, y un centro de distribución en Oklahoma.

Ayer, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró que Obama tomará una decisión final sobre si autoriza o no la construcción de Keystone XL antes de terminar su mandato, aunque no especificó en qué momento exacto.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Energía 16
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Las emisiones de CO2 crecieron 2 por ciento en 2017

Las emisiones mundiales de CO2 terminarán 2017 con un aumento del 2% después de mantenerse…