Trump relaja reglas de seguridad adoptadas tras accidente petrolero de 2010

El gobierno del presidente de Estados Unidos Donald Trump reveló este jueves información sobre su plan final para revertir las reglas de seguridad de perforación para la producción de petróleo en aguas abiertas decretadas por el anterior mandatario Barack Obama.

Después del desastre ecológico ocurrido en el año 2010 por el derrame de petróleo de BP Deepwater Horizon, el plan del antecesor presidente Obama generó preocupaciones entre grupos ecologistas. A la sazón el accidente fue calificado como el más grave en la historia de Estados Unidos. Los activistas alertan sobre los potenciales riesgos del plan para garantizar la seguridad de los trabajadores y evitar potenciales daños al medio ambiente.

Conforme a lo señalado por un portavoz del Departamento del Interior, el plan del anterior gobierno de EEUU le ahorraría cerca de mil millones de dólares en diez años a las operadoras petroleras.

Se revisan reglas de seguridad diferentes

Los funcionarios de la administración de Trump anunciaron el plan revisado en la localidad de Port Fourchon, un puerto marítimo de Luisiana. Por allí transita más del 90 por ciento de la producción petrolera en aguas profundas del Golfo de México.

El año pasado se divulgaron propuestas para la revisión de las reglas de seguridad contempladas en la ley del año 2016 referida al control de pozos petroleros ubicados en alta mar. Entre otras medidas, estas demandaban controlar en tiempo real las operaciones de extracción de crudo en aguas abiertas. Así como la certificación de terceros operadores sobre el empleo de dispositivos de emergencia.

En un artículo de opinión publicado en el periódico The Advocate de Luisiana, Scott Angelle, el jefe de la Oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental, manifestó que la agencia había revisado 68 de las 342 reglas de seguridad contempladas en la ley del gobierno de Obama. Y que en resultado se presentó una legislación que a posteriori resultará ser más “segura e inteligente".

La legislación revisada refleja los cambios en las reglas de seguridad buscados por la industria del petróleo y el gas. Esta sugiere que las reglas de seguridad de la era de Obama imponen cargas financieras que reducen el desarrollo y la producción petrolera a futuro.
Grupos ecologistas han advertido que relajar el control de los pozos con reglas de seguridad distintas resultaría imprudente. Y proponen fórmulas para que el gobierno de Trump pueda satisfacer las demandas de la industria petrolera norteamericana.

La explosión y el incendio del pozo BP Macondo en la plataforma de perforación Deepwater Horizon el 20 de abril de 2010 ocasionó el fallecimiento de once trabajadores. Así como severos daños al medio ambiente. Acarreó también incuantificables desembolsos destinados a la restauración de los daños.

Entonces el gobierno de Obama creó un grupo de trabajo para examinar las causas del accidente. Sus hallazgos fueron clave en la formulación de nuevas reglas de seguridad para los trabajadores y para la protección del medio ambiente.

Para más información visite Energia16

Lea también: Producción de crudo de Estados Unidos cae en febrero por segundo mes consecutivo

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Esteban Yepes
Cargue Más En Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

EEUU reafirma su liderazgo en producción de petróleo y gas

Un informe del gobierno de Donald Trump asegura que a esta fecha EEUU se atornilla en la p…